COMPARTIR

¡Cuida tu bici!

banner02

Si las cuidamos constantemente, poco nos pedirán. Sin embargo, el grupo de cadenas, piñones, platos y cambios ameritan atención.

El uso constante de nuestra bicicleta hace que estos componentes se desgasten con el tiempo, sobre todo la cadena, la cual tiende a estirarse. Si está muy estirada va a empezar a causar paralelamente desgaste excesivo en los platos y piñones. Al mantenerla en su punto justo, el resto de las piezas durarán mucho más en vista de que todas funcionaran a la par del mismo desgaste.

Otro punto a revisar con frecuencia son los frenos, aunque hoy día el mantenimiento es casi mínimo, las de disco piden cambio de pastillas, piezas que con el roce del barro tienden a consumirse con mayor rapidez que las V-Brake (tacos).

Debemos mantenerlas bien engrasadas sin necesidad de estarlas lavando después de cada salida, el exceso de agua perjudica la bicicleta. Sólo basta pasar un trapo o cepillo en la cadena y colocarle aceite, a menos que estés regresando de una competencia o paseo con mucho barro. Ahí si es recomendable el mantenimiento total, el barro tiende a esmerilar las piezas en movimiento(molineras) por el roce y por ende a desgastarlas. Es necesario removerlo.