COMPARTIR

Los frutos secos te ayudan a bajar de peso

secos

Los frutos secos (almendras, nueces, pistachos, etc), tienen fama de estar cargados de grasa y de tener un elevado aporte calórico, y como consecuencia de ello no suelen ser considerados dentro de un plan de adelgazamiento.

Pese a que ambas características son verdaderas, hay unos muy buenos motivos para cambiar la percepción de estos alimentos y empezar a considerarlos como aliados a la hora de buscar perder peso y adelgazar.

Por ello, a continuación te explicaremos como el consumo de frutos secos puede ayudarte a adelgazar.

Los frutos secos tienen un alto contenido de grasa total, que van desde un 45% en los las castañas de cajú y pistachos hasta el 72% en las nueces pecan.

Aunque para muchos eso pueda parecer malo, la composición de ácidos grasos de los frutos secos es beneficiosa, ya que su composición de ácidos grasos saturados es baja (4-16%).

Los frutos secos, son fuentes ricas de otros macronutrientes bioactivos que tienen el potencial de afectar beneficiosamente resultados metabólicos y cardiovasculares.

Dependiendo del fruto seco que se trate, pueden proporcionar buenas cantidades de vitamina E, magnesio, ácido fólico, ácidos grasos esenciales, fibra y proteínas a la dieta. Además, son bajos en carbohidratos.

Ahora bien, pese al alto aporte calórico de los frutos secos (los 100 gramos aportan aproximadamente entre 500 y 700 calorías), Estudios han indicado que alrededor del 10/15 % de las calorías que consumes no se absorben.

Pese al incremento de calorías que puede significar el consumo de frutos secos, es importante destacar su poder saciante, lo que significa que te ayudarán a evitar consumir otras calorías de otros alimentos.

Así, en un Estudio de 4 semanas consumiendo 43 gramos de almendras diarias, se observó que la energía consumida diariamente disminuyó (consumieron menos calorías) y disminuyó el apetito posterior a su consumo.

En un Estudio de 23 semanas, se requirió a los participantes consumir 344 calorías de almendras (poco más de 50 gramos diarios) por 10 semanas. Los mismos participantes, descansaron 3 días, y luego se sometieron a otro control de 10 semanas donde siguieron su dieta habitual .

Según los investigadores, 10 semanas de consumo diario de almendras no causó cambios en el peso corporal (ni aumento ni descenso).

En otro Estudio, se concluyó que el consumo frecuente de frutos secos puede asociarse con un menor riesgo de aumento de peso .

En un Estudio realizado en 86.016 mujeres de entre 34 y 59 años de edad, se obersvó que el consumo frecuente de frutos secos puede asociarse con un reducido riesgo de enfermedad mortal coronaria y de infarto de miocardio.

Fuente: RunFitners