COMPARTIR

Ventajas de correr con amigos

amigos

Correr en compañía puede animarte más que tu rutina habitual. En un escenario social serás capaz de ir más lejos y más rápido de lo que lo haces cuando vas solo. Y con frecuencia, las relaciones que estableces mientras pasan los kilómetros crecen hasta convertirse en amistades más allá del running. Pero ir en un grupo de corredores por primera vez tal vez pueda resultar intimidatorio. Aquí tienes unas pautas sobre cómo superar cualquier miedo y disfrutar de correr entre compañeros.

TU PREOCUPACIÓN

Lo otros corren más rápido y distancias más largas de las que habitualmente hago.

TU MOTIVACIÓN

Unos grupos son competitivos y serios respecto a la velocidad, pero muchos otros son más sociales e incluyen corredores con un amplio rango de habilidades. Antes de unirte a un grupo contacta con alguien que forme parte de él para averiguar sus costumbres respecto a distancias y ritmos. Intenta encontrar corredores que entrenen a tu ritmo o más despacio. Si ellos corren un poco más rápido que tú, por ejemplo 10-15 segundos por kilómetro, está bien intentar mantener ese ritmo hasta una distancia cercana a la que estés habituado a recorrer. Si el grupo corre más distancia y a mucha mayor velocidad de la que tú estás acostumbrado, júntate con otra “cuadra” que corra a una velocidad más cercana a la tuya.

TU PREOCUPACIÓN

Me quedaré descolgado detrás del grupo mientras corremos y acabaré perdido. TU MOTIVACIÓN Muchos grupos de corredores ajustarán su ritmo para que nadie quede descolgado. Para evitar perderte, infórmate sobre cuánta ruta queda por delante (muchos clubs cuelgan mapas de sus recorridos habituales en sus web). Si mantienes un ritmo confortable para ti, al final tendrás la oportunidad de ponerte a la par con otros corredores que puedan haberse quedado descolgados.

TU PREOCUPACIÓN

Habitualmente hago pausas andando pero otros miembros del grupo no.

TU MOTIVACIÓN

Tu estás al mando de tu diversión a la hora de correr. Para la mayoría de la gente con la que trabajo, las pausas andando hacen del entrenamiento un placer, porque esquivan la fatiga. Dicho esto, si tus compañeros van a cubrir una distancia que sabes que puedes hacer sin descansos andando, está bien que decidas ir con ellos.

TU PREOCUPACIÓN

No estoy seguro si está bien hablar mientras estamos corriendo.

TU MOTIVACIÓN

La oportunidad de relajarse y socializarse a menudo es lo que arrastra a la gente hacia los grupos de running. Así que adelántate y preséntate tú mismo, haz preguntas, tal y como lo harías en cualquier otra reunión cuando eres nuevo. Las oportunidades llegan cuando los corredores locales ven una cara que no les es familiar, entonces se acercarán a tenderte la mano y darte la bienvenida.

Fuente: Runners.es