COMPARTIR

Una “noche loca” puede arruinar tu entrenamiento

 

Sobre todo al final del día, tu rutina por lo general sufre algunas variaciones, puede ser por el cansancio, o cualquier otra razón, pero la realidad es que las actividades que desempeñes durante la noche pueden arruinar todo un día de hábitos saludables.

Y no estamos hablando nada más de lo que puedas llegar a comer a esas horas, sino que adaptes nuevos comportamientos a tu rutina. Como estos:

Olvídate del alcohol

Seguro parece una buena idea tomarte una copa de vino, incluso tu bebida favorita antes de dormir, de modo que puedas relajarte un poco, pero lamentamos decirte que no deberías hacerlo.

A lo mejor sí dormirás como bebé, pero si tu plan es bajar de peso, tomar alcohol antes de dormir no es una buena idea.

Prueba esto: sabemos que no te gustará mucho la idea, pero puedes probar con un poco de té o un vaso de leche. Ya sabes cómo dice el dicho…

Planea tu mañana

No te toma más de cinco minutos dedicarle un repaso a tu mañana siguiente, de modo que hagas decisiones inteligentes, no apuradas. A lo mejor puedes poner en un lugar específico tu ropa para correr, así como planear lo que harás de desayuno.

Eso se traduce en ser más efectivo, perder menos tiempo y evitar tentaciones.

Realiza un diario de alimentación

Sí, debes hacerlo y tenerlo muy presente. Es la mejor manera de tener una mejor organización con tus alimentos.

Antes de ir a dormir revisa lo que comerás al día siguiente, de modo que si tienes algún ajuste por hacer lo marques y al otro día no tengas contratiempos.

 

Fuente : www.runner.mex