COMPARTIR

¿Tienes Lumbalgia?…Practica Yoga

El dolor crónico de espalda motivado por la tensión muscular (muy común entre corredores, por cierto)  puede tener un antídoto: el yoga. Un reciente estudio médico lo ratifica. 

 

yoga para lumbalgia 3

La lumbalgia o lumbago es un término para el dolor de espalda baja, en la zona lumbar, causado por un síndrome músculo-esquelético, es decir, trastornos relacionados con las vértebras lumbares y las estructuras de los tejidos blandos como músculosligamentosnervios y discos inter-vertebrales

El yoga (en sánscrito, unión de cuerpo, mente y espíritu) lleva tres milenios conjugando ejercicios y respiración para conseguir la perfección espiritual.  Pero más allá de estas bondades genéricas y elevadas está el hecho de ser un factor importante para aliviar ciertas  dolencias específicas como lo es el dolor de espalda (lumbalgia).

Iskia  Llin instructora del centro Hanuman Yoga  en los Samanes, comenta para  Corre + como llegó al yoga precisamente por una dolencia de espalda. “La práctica del Yoga es altamente recomendable para este tipo de dolor. Lo digo por experiencia propia. Yo empecé a practicarlo por esta razón. Es positivo porque libera la tensión en los puntos críticos, fortalece los músculos sobre todo en la zona lumbar, aumenta la flexibilidad, armoniza la columna en su curvatura natural y mejora la postura. Más nunca supe lo que era un  dolor de espalda”, concluye.

Un estudio reciente realizado por el Group of Health Cooperative y de la Universidad de Washington (EEUU)  apunta precísamente hacia nuevos beneficios de esta disciplina: aliviar el dolor de espalda.

Dos de los tratamientos más recomendados para la lumbalgia inespecífica (es decir, la que no se debe a ninguna enfermedad subyacente, sino a un problema muscular) es la terapia conductual y el ejercicio. Así que a los autores del nuevo estudio les pareció una buena idea aplicar a la lumbalgia  una técnica que combine ambas estrategias: el yoga.

“El yoga puede beneficiar a los pacientes con dolor de espalda simplemente porque supone ejercicio o por sus efectos mentales”, comentan los autores en su nuevo trabajo”, publicado recientemente en  la revista Annals of Internal Medicine.

Hasta el momento la medicina occidental no había estudiado las posibilidades de esta disciplina en la lumbalgia. Esto es lo que llevó a Karen Sherman y a su equipo a investigar las posibilidades del yoga. En concreto, decidieron utilizar el viniyoga, un estilo que hace hincapié en la seguridad de las posturas y que es bastante fácil de aprender.

El instructor diseñó una tabla para pacientes con dolor lumbar que no tenían experiencia previa en esta disciplina: se trataba de 17 posturas simples  relativamente sencillas y algunas adaptadas por el instructor.

En cada clase con el maestro yogui -los autores insisten en que es fundamental realizar los ejercicios bajo la supervisión de un profesor-, los pacientes debían realizar entre cinco y 12 de estas posturas, además de ejercicios de respiración al comienzo y al final de la sesión.

El estudio

yoga para lumbalgia 4

Estos especialistas examinaron a 36 personas con un dolor de espalda que recibieron sesiones de 75 minutos durante 12 semanas. Además, los pacientes tenían que practicar diariamente estos ejercicios en su casa. A modo de comparación, evaluaron también a una treintena de pacientes con lumbalgia que hacían actividad física (ejercicios de aeróbicos, de fortalecimiento y estiramientos) y otros tantos que recibieron un libro con consejos para su  lumbalgia.

Tras seguir a todos estos voluntarios durante seis meses, los autores  pudieron comprobar que: “el yoga es un tratamiento eficaz para el dolor de espalda crónico”. Y es que los pacientes del primer colectivo experimentaron una importante mejoría de la funcionalidad y en su dolor, en comparación con los que hacían ejercicio o  siguieron el manual educativo.

Los beneficios se mantenían 14 semanas después de terminar las clases. En las entrevistas al terminar los seis meses de seguimiento, la mayoría de los participantes dijo que seguía practicando sus ejercicios.

En cuanto a los motivos de estas bondades, los investigadores recuerdan  que :”desde un punto de vista físico, la tradición popular propone que el yoga aumenta la flexibilidad y la fuerza, el tono muscular y libera la tensión muscular. Varios estudios han visto que aumenta la flexión de la cadera y la flexibilidad lumbar y de los tendones”, dicen.

“El enfoque mental del yoga también podrían ayudar a la gente a aumentar su concienciación acerca de cómo se han estado moviendo y ha colocado su cuerpo de modo inapropiado, a relajar sus músculos y a aliviar su estrés mental, tal y como indicaron nuestros pacientes”, señala el citado estudio.

Para mas información contacta a:

Iskia Llim.

Hanuman Yoga-Los Samanes

@hanuman_yoga

0414 3267453