COMPARTIR

Teorías de la amortiguación

daempfung-von-laufschuhen-702x336

Con la popularización de deportes como el running o el triatlón, muchas marcas deportivas han visto cómo sus zapatos de amortiguación no paraban de venderse. Este proceso tiene como respuesta la comodidad de estos calzados, mucho más blandos y aparentemente poco lesivos para el corredor. Pero cuidado, estos zapatos son un arma de doble filo y en muchas ocasiones son los causantes de lesiones que se podrían evitar.

Cuando se eligen unos zapatos demasiado blandos, provocan que sus músculos tengan que trabajar mucho más de lo normal. Con la gran amortiguación del calzado, nuestro cuerpo se hunde demasiado y las rodillas y tobillos soportan un peso extra, más aun cuando el ritmo de carrera es lento.

Evidentemente, no vamos a elegir unos zapatos sin nada de amortiguación, ya que así conseguiremos el efecto contrario y provocaremos que, de igual forma, nuestras articulaciones soporten un gran impacto contra el suelo.

No se dejen aconsejar por amigos y compañeros y acudan a expertos, ya que estos les darán las verdaderas claves. Gracias a ellos conseguirán que la amortiguación de sus zapatos sea la idónea y que, de esta manera, puedan evitar lesiones molestas y duraderas.

 

 

Fuente: http://www.triatlonline.com.mx/