COMPARTIR

Te ofrecemos una opción para tu entrenamiento Indoor

Indoor

Muchas veces las cuestiones climáticas, de horarios, o de falta de infraestructura nos dificultan o hasta impiden salir a correr. Para esos días, no todo está perdido, sobre todo si cuentas con la posibilidad de realizar una rutina en un gimnasio. Allí no sólo podrás fortalecer grupos musculares específicos, sino también trabajar la velocidad y la resistencia. Para esto último, toma nota de este ejemplo de rutina:

1) En una bicicleta estática, una máquina de step o un elíptico, calentar durante 5 minutos. Luego, durante 20 minutos realiza cambios de ritmo alternando 30 segundos en los que trabajarás cerca del límite de tus posibilidades, con otros 30 segundos de descanso activo, es decir, muy suaves.

2) Luego de descansar 5 minutos del ejercicio anterior, realiza durante 15 minutos un total de dos series de 10 a 15 repeticiones cada una, de estos ejercicios: sentadillas, abdominales, flexiones de brazo. Es importante que en estos casos tengas un profesional cerca, que pueda guiarte y corregirte en la postura de estos trabajos.

De esta forma habrás totalizado una sesión de 45 minutos, en los que lograste trabajar la resistencia y la capacidad cardiovascular.

Fuente: EspnRun.com