COMPARTIR

Supera la prueba de pasar de un maratón a un medio maratón

corredor

Acabar un maratón puede estimular tu confianza (y potenciar el exceso de confianza, como cuando los veteranos de la resistencia se pasan a los 21,095 km). “Algunos maratonianos creen que la mitad de la distancia significa la mitad de entrenamiento”, según Joe McConkey, entrenador jefe del Boston Running Center. Por consiguiente, muchos llegan a la línea de salida del medio maratón con un entrenamiento insuficiente, poco preparados para las velocidades más rápidas que deberían ser capaces de mantener. “No es que no quieran acabar”, según Terrence Mahon, entrenador del Mammoth Track Club. “Pero no lograrán su objetivo de marca”. La mayoría de los maratonianos deberían ser capaces de correr un medio maratón unos seis minutos más rápido que su paso por la mitad del maratón.

Para ello, hay que empezar rápido, estar acostumbrado a un nuevo ritmo de carrera y añadir más trabajo de velocidad al entrenamiento. Esto puede ser difícil para algunos maratonianos. “Si tu cuerpo está entrenado para correr más distancia y más despacio, no es fácil correr de repente menos distancia más deprisa”, según Michael Pieroni, entrenador jefe de la Boston Athletic Association. También hay que hacer algunos ajustes el día de la carrera. “Siempre puedes bajar un poco el ritmo cerca de la meta de un maratón”, según Pieroni. “Pero en un medio maratón, quieres volcarte hasta el final”.

Pero también hay buenas noticias: La mayoría de los maratonianos tienen una base de forma física suficiente para alcanzar sus objetivos en el medio maratón. “Muchos corredores que bajan de distancia al medio maratón se sorprenden por lo satisfactoria que puede ser la distancia”, según McConkey. “Además, tienen más tiempo para el resto de sus vidas”.

Fuente: Runners.es