COMPARTIR

Soluciones para acelerar tu metabolismo

metabolismo

¿Te ha pasado que ves flacas que comen de todo y no engordan o muchachos musculosos y con abdomen marcado que ves comiendo tacos o tortas con alegría…? Y tú apenas hueles una hamburguesa, ¡ya engordaste! La culpa es del metabolismo.

Metabolismo es “la suma de movimientos, acciones y cambios que ocurren en el cuerpo para convertir los alimentos y nutrientes en energía para sobrevivir”. Para ponerlo “en facilito” el metabolismo es la máquina que convierte los alimentos en energía para el día a día, o el que guarda lo que no se usa en forma de grasa.

Efectivamente hay personas con un metabolismo más eficiente que otras; sin embargo, no tienes que resignarte si no es tu caso, puedes tomar medidas para acelerarlo.

Enemigos principales

Los enemigos principales del metabolismo y que puedes corregir son:

– Mala alimentación: Exagerar el consumo de alimentos muy azucarados e industrializados.

– Sedentarismo.

– Cuestiones hormonales, principalmente: tiroides, cortisol insulina.

Soluciones

Desayuna: Luego del ayuno nocturno es que comienza la reconstrucción a nivel fisiológico; además de procesos hormonales, el metabolismo está en un nivel bajo. Para activarlo, hay que desayunar y hacer ejercicio por la mañana. Si por tus gustos ¡no eres de entrenar temprano! Al menos come en la primera hora luego de haber despertado.

Empieza por proteína porque te da saciedad, el cuerpo gasta más calorías digiriéndola y da la indicación al cuerpo de activarse.

Haz ejercicio de fuerza: Al hacer ejercicio el cuerpo empieza a quemar calorías y subir su temperatura corporal. Existe la creencia que las mañanas es el momento ideal para hacer cardio; sin embargo, no es 100% cierto.

Si no tienes tiempo de hacer tanto cardio como fuerza, ¡mejor haz pesas o crossfit! Además de que los niveles de testosterona –que dan fuerza- están más altos, este tipo de entrenamiento quema más calorías incluso después de haber entrenado; para reparar y reconstruir al músculo que se “microlesionó”.

Además, tener más tejido muscular quema más calorías en reposo.

Para resolver las cuestiones hormonales es importante visites a algún endocrinólogo, pero te doy algunas recomendaciones básicas para mejorarlas siempre y cuando no sean cuestiones crónicas. Por ejemplo, para mejorar el funcionamiento de la tiroides es importante:

– Suplementos con zinc, yodo, selenio, magnesio;

– Una cucharadita de aceite de coco orgánico al día

– Hacer ejercicio para aumentar la temperatura del cuerpo.

Baja el exceso de cortisol

¡Reduce el estrés!

– Duerme profundo: para descansar se puede tomar cápsulas de melatonina.

– Relájate: haz yoga y puedes tomar complejo B.

Y si tienes exceso de insulina (resistencia a esta):

Baja el consumo de azúcares, harinas refinadas y refrescos
y… ¡haz ejercicio!

Fuente: Noticias24