COMPARTIR

Sigue estos pasos y no te lesionarás de nuevo

lesión

El escenario casi siempre es el mismo: un corredor comienza con un plan de entrenamiento y aproximadamente después de un mes (incluso un poco más) siente un dolor en la rodilla que poco a poco se va agravando. El corredor dedica más tiempo a sus estiramientos para “disminuir” el dolor y sigue corriendo. Poco tiempo después, el mismo runner se encuentra en su sillón, con una bolsa de hielo en su rodilla.

¿Te suena familiar? De acuerdo a un estudio se indica que entre el 19 y 70 por ciento de los corredores tienen que dejar el running por un tiempo al año, debido a una lesión. Incluso, algunos de ellos deben abandonar el deporte para siempre.

Pero si no quieres que eso te suceda (o vuelva a ocurrir), necesitas tener algo en cuenta: no existe una fórmula mágica para evitar lesionarte más que trabajar por ello.

¿Y cómo trabajar para evitar lesionarte (y de paso mejorar tu práctica deportiva)? Haciendo ejercicios de fuerza. No hay más.

Los errores que cometemos son los que nos ayudarán a llegar más lejos y a entender cualquier situación, de hecho es más fácil que puedas aprender más de ellos que de tus aciertos. ¡Así de sencillo!

Prevenir lesiones es un reto importante, pero la mayoría de los expertos afirman que el hecho de tener mayor fortaleza en nuestro cuerpo, es importante para reducir el riesgo de lastimarte.

La clave es: cuerpo fuerte, buena forma y tenis adecuados. Tan sencillo como eso, ¿o no?

Los músculos, ligamentos y tendones fuertes ayudarán a reducir el impacto de cada zancada que realices, lo cual te ayudará a tener una mejor forma y postura al correr, convirtiéndote en un corredor más consistente.

Cuando tienes un cuerpo fuerte, tu cerebro indica a tus músculos que el impacto sea menor cada vez que toquen tus pies el suelo, por ello, los glúteos y core se contraen de mejor manera para que tus zancadas sean mucho más eficientes, lo cual eliminará las posibilidades de sufrir lesiones.

Una rutina general de fuerza puede hacer mucho más de lo que imaginas para mejorar tu técnica al correr, ya que si solo fortaleces una parte de tu cuerpo, el resto tendrá que esforzarse de más para compensar tus movimientos y ahí es donde pueden surgir las lesiones.

Los ejercicios de fuerza ayudarán a tu cuerpo a correr con un mejor control de sus movimientos, así como a mejorar su estabilidad.

Fuerte: Runners.mx