COMPARTIR

Si enfrías tus manos puedes obtener beneficios al correr

ice_hands_s

Las manos (al igual que los pies) tienen músculos que no resultan tan vistosos y una elevada cantidad de terminaciones nerviosas y sensoriales (la punta de los dedos y la lengua son más sensibles que otros puntos del cuerpo).

Como consecuencia de ello, las manos son realmente sensibles al frío, por lo que resulta importante que las protejas con guantes mientras corres en temperaturas frías.

Aunque esta característica pareciera no tener beneficios para el corredor, existen Estudios que indican que al correr en temperaturas elevadas (calor) enfriar tus manos presentaría algunos beneficios interesantes.

BENEFICIOS DE ENFRIAR TUS MANOS PARA CORRER EN CLIMAS CALUROSOS

Mientras que la temperatura óptima para correr ronda entre los 3,8 y 9,9 grados centígrados (climas fríos), en temperaturas superiores a los 15 grados centígrados, comienzan a detectarse bajas en el rendimiento de un corredor

Al igual que la temperatura elevada, la humedad es el segundo factor climático que afecta nuestro rendimiento.

Una elevada humedad combinada con elevadas temperaturas es una combinación perfecta para arruinar nuestro rendimiento.

El problema correr con elevadas temperaturas y/o humedad, es el aumento desmedido de la temperatura corporal.

Por ello, cuando hace tanto calor es importante colaborar a que la temperatura de tu cuerpo no se eleve en forma desmedida.

En otro artículo ya te contamos las mejores técnicas de pre-cooling, una forma de enfriar tu cuerpo antes de correr en climas cálidos y así evitar el aumento desmedido de la temperatura corporal.

A continuación, te mostraremos algunos Estudios que indican que enfriar tus manos también puede ayudarte a regular tu temperatura corporal en los días cálidos.

– RECUPERACIÓN POSTERIOR AL EJERCICIO

En un Estudio se analizaron los efectos de enfriar las manos luego de realizar actividad física con elevadas temperaturas (40 grados centígrados).

Para ello, después del ejercicio los participantes colocaron sus manos en agua mantenida a 10 ° C, 20 ° C, 30 ° C o se descansaron sin realizar la inmersión.

Los resultados mostraron que cuanto más fría el agua, más rápida era la velocidad de enfriamiento de la temperatura corporal.

Después de 20 minutos de recuperación, la temperatura corporal había disminuido de 38,5 a 36,9 grados en el agua a 10 grados centígrados. Los participantes que no realizaron la inmersión de las manos en agua no tuvieron descenso de la temperatura corporal.

Es decir, después de correr en altas temperaturas, colocar tus manos en agua fría (cuanto más fría mejor) puede ser una forma de ayudar a tu cuerpo a volver a su temperatura habitual con mayor rapidez.

– REGULACIÓN DE LA TEMPERATURA DURANTE EL EJERCICIO

Claro que enfriar las manos mientras corres parece algo imposible y poco práctico.

Sin embargo, existe algunas alternativas a tener en cuenta. En un Estudio se compararon los efectos del enfriamiento de las manos con inmersión en agua a 10 grados centígrados entre intervalos.

Pese a que el Estudio fue realizado en nadadores, el dato a tener en cuenta es que el enfriamiento de las manos durante 90 segundos entre intervalos de 100 metros, permitió obtener mejores rendimientos.

Es decir, utilizar algún sistema de enfriamiento de tus manos en los intervalos de descanso en entrenamientos de velocidad en altas temperaturas, podría ayudarte a rendir al máximo.

Otra alternativa que te recomendamos probar es la siguiente: Los días de calor, colocar una botella de bebida deportiva o agua en el freezer y dejar que se enfríe al máximo (puedes congelarla si lo deseas).

Al correr, puedes llevar la botella en tus manos permitiendo que las enfríe a la vez que se descongela e ir bebiéndola.

Fuente: RunFitners