COMPARTIR

Rodadas nocturnas

imageEntrenar de noche es válido siempre y cuando lo hagas con el equipo adecuado, sin embargo asegúrate de tener buena visión y por lo tanto usar lentes de aumento en caso de ser necesario. En la noche la visibilidad disminuye y tus reflejos de reacción deben estar a tono. Considera lo siguiente:

– Equipa tu bicicleta de luces. Una en la parte delantera en tu casco y/o manubrio, dependiendo del modelo. Esta alumbrará el camino, te recomendamos que sea potente y de buen alcance. Otra en la parte trasera, ubicada en tu casco y/o tubo de sillín, depende del modelo de tu preferencia. Algunas son contra agua, con baterías de larga duración recargables o de pilas desechables, de más o menos bombillos, sólo investiga la variedad de modelos, es imprescindible que las tengas.

– Usa Ropa reflectiva. Hoy día mucha de la vestimenta, inclusive los zapatos, incorporan este material de tela reflectiva que al recibir luz, crea un efecto luminoso que permite al que te alumbra, verte y ubicarte con mayor facilidad en la oscuridad. También existen tiras que puedes adaptar al casco y camel bag (mochila con bolsa de agua para hidratarte) y hasta a tus brazos y piernas, con cierre mágico para ajustarse a tu tobillo, antebrazos, etc.

– Lleva un cortaviento. Si bien durante el entrenamiento entrarás en calor, puede que el frío de la noche está presente, esta chaqueta te ayudará a un mejor rendimiento cuando la necesites.

– Lentes transparentes. Evitan que mosquitos, partículas en el ambiente como el polvo o piedras pequeñas, algunas veces levantadas por el mismo caucho de tu bicicleta, maltraten tus ojos, te ayudarán a protegerte evitando posibles accidentes.

– Correcta hidratación y alimentación.

Estas orientaciones dependen en gran parte de la zona donde vivas y del clima de tu ciudad.