COMPARTIR

¿Reposo absoluto?

image

Los efectos de la inactividad física son múltiples: disminución de la cantidad de fibras musculares, de la movilidad y estabilidad de las articulaciones, aumento de la sensación de cansancio ante las actividades físicas. Puedes preguntarte: ya vá… ¡pero si yo no hago nada! …La vida es movimiento, así que TODOS desde que nos levantamos de la cama, hacemos algo… por lo que es imposible, innecesario e inútil estar en reposo absoluto.
Anulando la actividad física empeoras tu dolor. Te decimos qué hacer.
• Si percibes dolor muscular o articular y notas inflamación o dolor durante el movimiento contrólalo colocando compresas frías por 10 min.
• Realiza ejercicios más ligeros de lo que venías haciendo y busca asesoría para incorporar otros que faciliten la recuperación de tu molestia.
• Estira tus músculos como parte de tu rutina diaria.
Pasada por lo menos 1 semana si retomas tu nivel de actividad física y la molestia continúa pide tu cita con un especialista, no pierdes ni tu tiempo ni tu dinero: puedes mantener tu actividad física al tope descubriendo el motivo de tu dolor, tratándolo y aprendiendo a prevenirlo.

 

Por: Maira Prado