COMPARTIR

¡Que la mente no te sabotee!

hgUn gran enemigo de la resistencia en una carrera es la mente y afecta tanto a quienes están en forma como a los que no. Tu mente comienza a generar montones de pensamientos – ya sea que los observes claramente o no – que te inducen a creer que falta mucho, que ya no puedes, que los otros lo están haciendo mejor que tú, que vas a llegar de último, que de nada está sirviendo tanto entrenamiento, etc… esta voz ya la conoces, te es familiar de otros momentos de tu vida.

En una carrera o entrenamiento, te hace perder el enfoque, el ritmo corporal y de tu respiración. Mantente presente, enfócate en cada inhalación y exhalación y aprende a observar tu mente y tenerla clara, serena, sin engancharte o reaccionar a ella para que no termines desesperándote o tirando la toalla. Nunca pienses en los kilómetros que te faltan, sino en los que ya llevas recorridos.

Grandes coaches en el mundo –en la NBA, por ejemplo- están mandando a sus atletas a meditar, a respirar conscientemente, inténtalo, no tienes nada que perder y todo por ganar.