COMPARTIR

Que la menstruación no pare tu entrenamiento

Muchas mujeres asumen que tener la menstruación implica una alteración total de sus actividades diarias. Sin embargo ese ciclo que se repite mensualmente durante la mayor parte de la vida de la mujer, es parte de la normalidad del funcionamiento sano del organismo. En tal sentido, si se puede correr con la menstruación, tomando en cuenta que el requerimiento hídrico se ve bastante aumentado en este periodo.  Se sugiere hidratarse con bebidas deportivas, las cuales tienen mejor absorción y proporcionan suficiente líquido, carbohidratos y electrolitos, necesarios en este momento. También debes tomar en cuenta que durante los días previos a la aparición de la regla, y mientras ésta dura, se suele aumentar un poco de peso. Es absolutamente normal. Cuando se tiene la menstruación muchas mujeres se deprimen un poco, así que correr te levantará el ánimo y aumentaran tu nivel de endorfinas. De esta manera te sentirás más feliz y satisfecha en esos días.

Sin embargo hay que tomar en cuenta algunas consideraciones. Cuando la atleta se somete a entrenamientos intensos y altera su patrón de alimentación, disminuyendo excesivamente el aporte de nutrientes, se puede ver afectado su ciclo menstrual. Esto ocurre por una disminución en el nivel de estrógeno, producto de una reducción excesiva de la grasa corporal. A la hora de entrenar es importante no suprimir ningún grupo de alimentos ni disminuir excesivamente el consumo calórico. En algunas ocasiones las mujeres que se someten a dietas muy estrictas y esquemas de entrenamiento muy exigentes han visto desaparecer su regla por varios meses e incluso adelantar la menopausia. Si la atleta, familiar, amigo o entrenador se percata de ésta situación es necesario buscar apoyo médico-nutricional y psicológico, ya que ésto puede traer consecuencias a largo plazo.