COMPARTIR

Que la diabetes no te impida correr

INGMRF-00171745-001

  El running puede ayudar mucho al paciente diabético si este conoce su condición y se controla

  

     La diabetes no es un impedimento para correr y, de hecho, con el debido control puede ayudar a mantener los niveles correctos de insulina. 

    En  Corre + quisimos conocer las orientaciones que deben tener los pacientes de diabetes a la hora de correr. Para eso consultamos a la Doctora Geraldine Valbuena quien en primera instancia definió la patología:

                “La diabetes  es una enfermedad metabólica que afecta a diferentes órganos y tejidos, dura toda la vida y se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre: o hiperglucemia. Por lo general hay tres tipos: tipo uno y  tipo dos. La diabetes tipo uno generalmente se da en la infancia y la teoría más aceptada es que se debe a infecciones virales que atacan las células beta del páncreas las cuales producen la insulina, al  no producir la insulina los niveles de glucosa que se ingieren no se pueden introducir en las células, sobre todo en las musculares que son las que más la usan y de esta manera se aumenta el nivel de azúcar en la sangre. La diabetes tipo dos, generalmente se da en adultos y tiene que ver con factores de riesgo entre los cuales se encuentran: los hereditarios, hábitos alimenticios, sedentarismo, obesidad, obesidad central. En este tipo de diabetes se puede decir que las células beta están agotadas de producir insulina o se produce mucha, pero no hay tantos receptores en las células musculares para que esta pueda entrar en ellas. También encontramos la diabetes gestacional que se da durante el embarazo”.

Corredor diabético

                Conociendo el tipo de diabetes y con el control adecuado puedes iniciarte como corredor, claro está que debes ser cauteloso y hacerlo de manera controlada. La idea es ir de menos a más a lo largo del tiempo. “Primero que nada es muy importante que quienes sufren de hiper-insulinismo o prediabetes se pongan como meta bajar de peso y activarse con el ejercicio, con ello un mayor número de células musculares se sintetizan, lo que se traduce en más receptores de glucosa y de insulina, por lo tanto podría haber una cura y evitar la diabetes”.

   En el caso de que  ya se haya  diagnosticado la diabetes como una enfermedad crónica metabólica, la primera recomendación es controlar de manera minuciosa la alimentación. “Nunca se puede iniciar una actividad sin haber hecho una comida alta en carbohidratos porque con el desgaste se puede producir una hipoglicemia lo que es absolutamente peligroso”, recomienda  la Dra.Valbuena.

                Si hablamos de un maratonista o corredor de largas distancias que sea diabético  podemos de una vez pensar que la comida previa al entrenamiento o carrera seguramente no es suficiente para rendir a lo largo de toda la  ruta. Es por ello que la Dra. Geraldine Valbuena comenta que el mejor paciente es aquel que conoce su condición completamente: “seguramente será complicado hacerse  un chequeo de glicemia capilar mientras se esté corriendo o realizando el entrenamiento, pero con ello, si la glicemia está tendiendo a  la baja comerse un bocadillo podría ser una opción. Ahora, un buen paciente se conoce y está consciente de su enfermedad, un paciente debe haberse realizado estudios antes y observar cuál es su nivel de insulina por ejemplo al comerse un plato de pasta previo al ejercicio y cuál es su nivel al culminar el ejercicio. Entonces, si el paciente se conoce lo suficiente y se ha realizado estudios previos puede ingerir el alimento que amerite durante la actividad física sin necesidad de hacerse una prueba de glicemia capilar”, sugiere.

                Al culminar la actividad el atleta debe comer normalmente y , por supuesto, debería realizarse un test de glicemia capilar y sencillamente continuar con su tratamiento concluye la Dra. Valbuena.

Dra. Geraldine Valbuena Silva

Médico General

Píldoras:

-Es primordial que un corredor con diabetes se controle periódicamente y haya consultado con su médico tratante acerca de la actividad que este realiza. Conociéndote lo suficiente podrá facilitar la práctica del running.

-Claro está que cada paciente tiene sus propias necesidades, hay que destacar que existe diferencias importantes entre los pacientes insulinodependientes y los no insulinodependientes.

-El running puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre.

-Un corredor diabético debe ir de menos a más.