COMPARTIR

¿QUÉ COMER DESPUÉS DE HACER PESAS?

mantequilla

El mejor alimento para consumir después de un entrenamiento de levantamiento de pesas son los alimentos que ayudan a reconstruir y alimentar tus músculos. Por lo tanto, esta comida debe ser una buena fuente de proteínas e hidratos de carbono. Estas fuentes nutricionales ayudan a recargar y reconstruir los músculos y restaurar el almacenamiento de glucógeno. Los alimentos deben ser consumidos dentro de las dos horas siguientes a la sesión de entrenamiento de pesas, para asegurar una correcta recuperación.

Carbohidratos simples

Los carbohidratos simples se consideran carbohidratos de alto índice glicémico. Los carbohidratos con alto índice glicémico tienen una puntuación de 70 o superior. Estos hidratos de carbono los podemos encontrar en la pasta blancas, arroz blanco, patatas, bebidas deportivas y zumos de frutas. Es aconsejable, por lo tanto, que los levantadores de pesas consuman bebidas deportivas, zumos de frutas después de un entrenamiento de levantamiento de pesas.

Carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos son más lentos digerir que los carbohidratos simples. Los alimentos con un índice glucémico bajo se digieren más lentamente y mantienen regulada la glucemia. Los hidratos de carbono de bajo índice glucémico ayudan a reparar los músculos que se ven afectados durante una sesión de levantamiento de pesas.

Los nutrientes son absorbidos en el torrente sanguíneo y reabastecen los músculos. Los hidratos de carbono de bajo índice glucémico tienen una puntuación inferior a 70. Las mejores fuentes de carbohidratos de bajo índice glucémico son las batatas o las patatas dulces, los ñames, los cereales, las verduras, el arroz y los productos lácteos.

Proteínas de los frutos secos

Los frutos secos son unas excelentes fuentes de proteína. En cada ración encontramos grandes cantidades de la misma, por esa razón, el consumo de frutos secos ayuda en la recuperación a los levantadores de pesas. La mantequilla de maní, las almendras y los anacardos son ejemplos de grandes fuentes de proteínas.

Proteína láctea

Las proteínas pueden provenir de los productos lácteos. Los productos lácteos contienen altas cantidades de proteína por ración. La leche baja en grasa y la leche con chocolate baja en grasa deben ser consumidas después de un entrenamiento para mejorar la recuperación de las sesiones de levantamiento de pesas. La leche contiene proteínas de suero y caseína que ayudan a reconstruir los músculos y a recuperar la energía.

Cada vaso de leche contiene nueve gramos de proteína. Otros lácteos que deben ser consumidos después de un entrenamiento de levantamiento de pesas son los yogures bajos en grasa, huevos y quesos. Estos alimentos también contienen altas cantidades de proteína por ración.

Proteína de la carne

Después de una sesión de ejercicios de levantamiento de pesas, comer carne es una gran opción, ya que la carne es otra gran fuente de proteínas. La carne la podemos encontrar de muchas formas diferentes, entre las que destacamos el pollo, el cerdo, el pavo y la ternera. El consumo de carne puede mejorar las capacidades de recuperación de los levantadores de pesas y también pueden aumentar la fuerza y el tamaño de los músculos.

Fuente: Entrenale.com