COMPARTIR

Problemas digestivos en el corredor

FOTO-PHOTOSCOM_ALDIMA20130630_0052_10

Si sufres de diarrea mientras corres no te preocupes, es frecuente en corredores de largas distancias y en maratonistas. Puede controlarse o disminuirse si se evitan las dietas altas en fibra, bebidas gaseosas, los edulcorantes, cafeína y comidas ricas en grasas.

Este fenómeno no es tan raro como se piensa, pues se estima que entre un 20% y un 50% de los corredores pueden padecer de cólicos estomacales, náusea, diarrea y gases.

Es posible que el movimiento de vaivén estimule la actividad del intestino. También se dice, en especial cuando se trata de los corredores de maratón, que la diarrea puede ser el resultado de los nervios por la carrera.  En cualquier caso, y aunque la causa no sea del todo clara,  estos penosos incidentes pueden prevenirse:

*Evita comer durante dos horas antes de correr o ejercitarte. La comida en tu estómago puede provocar la diarrea o agravarla.

*Evita la cafeína y las comidas con alto contenido en grasa por lo menos durante 6 horas antes de correr.

*Antes, durante y después de correr, toma muchos líquidos (pero no calientes). La deshidratación puede causar diarrea.

*Si conoces tus patrones para ir al baño, trata de entrenar luego de la hora en la que habitualmente vas.

*Cuando vayas a correr un maratón o en algún lugar en el que no habrá baños en el camino, considera tomar un antidiarreico. Sin embargo, este medicamento no debe usarse todos los días y bajo juicio de tu médico.

*Busca soluciones y consulta con tu médico para que puedas disfrutar del ejercicio y que la diarrea no sabotee tu llegada a la meta.