COMPARTIR

Principiantes: cómo debes respirar mientras corres

Una de las principales dudas que aqueja a los corredores principiantes es cómo deben respirar para no quedarse sin aire. Lo primero que debemos aclarar es que no hay una fórmula mágica para correr a ritmo y no quedarse sin aire. Al principio, cuando aún no estás entrenado, debes correr despacio para no quedarte sin aliento. Igualmente, hay una serie de factores que determinan si tu respiración es correcta o no.

Cómo debe ser la respiración:
Mientras corres debes respirar tanto por la boca como por la nariz. Tus músculos necesitan oxígeno para mantenerse en movimiento, y respirar sólo por la nariz no alcanza. Entonces, mientras corres debes dejar la boca entreabierta e ir tomando aire por ambas vías (nariz y boca).

Para no cansarte primero debes correr a un ritmo suave que sea acorde a tu nivel físico. Luego empieza a correr tomando aire por nariz y boca y, cada unos segundos, realiza una respiración profunda inhalando por la nariz y eliminando el aire por la boca. Las respiraciones profundas son necesarias para tomar más oxígeno y eliminar más dióxido de carbono. Entre los corredores suele llamarse “cambiar el aire”.

Ritmo de conversación:
Como principiante, lo más recomendado es que corras a un ritmo en el que puedas respirar con facilidad. Para comprobar si estás yendo al ritmo correcto prueba hacer la “prueba del habla”. Debés ser capaz de decir oraciones completas y no quedarte sin aire. Por ejemplo: tienes que poder cantar el feliz cumpleaños sin sentir que no tienes aire para seguir corriendo.

Si definitivamente te quedas sin aliento, reduce la velocidad o camina. Una vez que normalices tu respiración vuelve a arrancar a un ritmo más lento.

 

 

Fuente: http://www.espnrun.com/