COMPARTIR

¿Por qué todo corredor debe comer mandarina?

Mandarinas

Esta magnífica fruta es rica en fibra, así como en vitaminas A, B1, B2, B3, B6 y C, aunque tenemos que comentarte que el contenido vitamínico de la mandarina no es tan alto como la naranja, por ejemplo, ya que solo contiene un tercio de vitamina C a comparación de esa fruta.

Sin embargo, tiene otras cualidades como hierro, que te ayuda a la formación de enzimas que intervienen en reacciones químicas en todo el organismo, para la correcta utilización de vitaminas del cuerpo.

Pero no solo eso, las mandarinas tienen un alto contenido en bromo, que favorece el sueño, por eso es perfecta para comer una pieza antes de dormir. Además que es buena para prevenir resfriados y aliviar problemas de circulación sanguínea.

Las mandarinas tienen una buena dosis de magnesio, que es indispensable para la correcta asimilación de calcio y vitamina C, así como el buen funcionamiento nervioso y muscular, además de que fomenta el desarrollo de la flora intestinal y permite la absorción de nutrientes.

Asimismo, aumenta la secreción de bilis, lo cual favorece la digestión de grasas y eliminación de residuos tóxicos, y colabora en la cicatrización de heridas y formación del esmalte dental.

Su composición es bastante similar a la de las naranjas, pero posee mayor contenido de agua y menor proporción de hidratos de carbono. Por ello, su consumo aporta pocas calorías, por lo que resulta ideal al hacer dieta.

Lo más recomendable es que se consuman frescas y, por supuesto, una vez peladas, deben comerse inmediatamente para evitar que se oxiden y de esta manera pierdan sus propiedades nutritivas.

Fuente: Runners.mx