COMPARTIR

¿Por qué es probable que no necesite una alimentación libre de gluten?

Por: Paola Rodríguez Giustiniani ‌‌‌‌‌| @paogiusti

Usted está en un dilema: le gusta el pan pero por otro lado ha leído acerca de cómo los atletas, celebridades y personas mediáticas realizan dietas sin gluten para ser más rápidos, más fuertes, más saludables y más atractivos.

La Dieta Libre de Gluten: Donde quiera usted va, restaurantes y tiendas de comestibles,  le ofrecen alimentos sin gluten. Pasa unos minutos navegando en la red y descubre una lista de razones por las que es absolutamente necesario evitar el gluten, entre estas: es una toxina; causa inflamación; aumenta el riesgo de enfermedades auto-inmunes; le da dolores de cabeza, dolor en las articulaciones, y le nubla el cerebro; y lo hace engordar y enfermarse.

Está confundido. Se pregunta si vale la pena el riesgo de comer pan así lo ame y al mismo tiempo desea saber si renunciar al gluten vale la pena en términos de molestias y gastos.

Este artículo le ayudará a decidir lo que dice la ciencia acerca de si debe dejar o no el gluten. Antes de empezar, aquí está una cartilla rápida del gluten:

*¿Qué es el gluten, y por qué está en la comida?

El gluten es una combinación de proteínas que se encuentran en la mayoría de los cereales como el trigo, la cebada y el centeno. El gluten atrapa el agua y el aire en forma de espuma a medida que va creciendo el pan, lo que le da una textura masticable, blanda y húmeda.

El trigo es la fuente más común de gluten para la mayoría de la gente. Sin embargo, este se utiliza también como aditivo en muchos alimentos procesados / envasados, como en la salsa de tomate y aderezos para ensaladas.

*¿Por qué la gente piensa gluten es malo?

La mayoría de los argumentos en contra de gluten se remontan a la idea de que aumenta la permeabilidad intestinal o le ocasionan un intestino permeable.

Teóricamente, si usted come gluten de forma regular, el intestino y el cuerpo permanecen inflamados, y desarrolla un mayor riesgo de lo siguiente:

– Enfermedades autoinmunes como artritis, esclerosis múltiple, enfermedad de tiroides autoinmune, etc.

– Daño intestinal a largo plazo, lo que puede llevar a deficiencias nutricionales.

– Diarrea, estreñimiento, hinchazón y otros problemas digestivos como el síndrome del intestino irritable.

– Las enfermedades inflamatorias intestinales como la enfermedad de Crohn y la colitis ulcerosa.

– Resistencia a la insulina y la leptina.

– Aumento de peso.

– Daño en los nervios (neuropatía) y enfermedades neurológicas como el autismo.

– Osteoporosis.

– Cáncer.

– Dolores de cabeza.

– Dolor en las articulaciones.

– Lenta recuperación de los entrenamientos.

– Enfermedades del corazón.

– Insomnio.

No vamos a entrar en detalles sobre cada uno de estos problemas, ya que la investigación no ha examinado cómo el gluten afecta a la mayoría de estas condiciones directamente. En su lugar, echemos un vistazo a la gente que probablemente no tiene que evitar el gluten – basándonos en los mejores datos disponibles – y ver qué tan probable es que usted sea uno de ellos.

Las únicas tres razones respaldadas por la ciencia  para que algunas personas eviten el gluten:

1. Enfermedad celíaca

La enfermedad celiaca (EC) es una enfermedad donde el sistema inmune ataca el revestimiento del intestino delgado en respuesta a gluten.

Este daño intestinal impide a las personas con enfermedad celíaca que absorban los nutrientes en forma apropiada. Esto a menudo ocasiona deficiencias de nutrientes, baja estatura, baja densidad mineral ósea, pérdida de peso, erupciones cutáneas y problemas neurológicos.

En la mayoría de los casos, cuando las personas con enfermedad celíaca comen gluten, ocurren problemas digestivos como distensión abdominal, diarrea, gases y dolor estomacal. Sin embargo, también hay muchas personas con enfermedad celíaca que experimentan erupciones en la piel y otros síntomas más extraños. Algunos nunca tienen síntomas de ningún tipo.

Si usted ha estado experimentando cualquiera de estos síntomas, hay dos análisis de sangre que puede hacerse para ver si tiene enfermedad celíaca:

Inmunoglobulina A anti-transglutaminasa tisular (IgA-TTGA).

Inmunoglobulina A anticuerpos antiendomisio (EMA).

Si el resultado es positivo para una de estas pruebas, hay una probabilidad del 95% de que tenga enfermedad celíaca.

2. Alergia al Trigo

Algunas personas son alérgicas al gluten u otras proteínas que se encuentran en el trigo. Sus sistemas inmunes reaccionan y liberan sustancias químicas que provocan: Piel seca que pica, ardor en los ojos, dificultad para respirar, estornudos, congestión.

Si usted cree que puede tener alergia al gluten o trigo, hay tres pruebas que puede hacerse:

-Análisis de IgE

-Una prueba de pinchazo en la piel, donde se inyecta una pequeña cantidad potencial del alérgeno y se observa la reacción

-Un desafío alimentario oral, donde se consumen cada vez mayores cantidades de alérgenos potenciales.

Debe hacer todas estas pruebas con su médico la auto experimentación no le dirá con seguridad si usted es alérgico al trigo.

3. Sensibilidad al gluten

Si no tiene la enfermedad celíaca, no es alérgico al gluten o al trigo, pero todavía está preocupado porque el gluten puede ser malo, es posible que pueda tener sensibilidad al gluten, también conocida como sensibilidad al gluten no celíaca o intolerancia al gluten.

Este es el diagnóstico básico de la intolerancia al gluten: sensación de malestar después de comer gluten. Todavía hay cierto debate sobre si esto existe, pero parece que sí.

Hay otras diferencias entre la enfermedad celíaca y la sensibilidad al gluten:

Las personas con sensibilidad al gluten no tienen ningún daño intestinal y no tienen un aumento de la permeabilidad intestinal (“intestino permeable”).

Esto es importante, porque la mayoría de los argumentos teóricos acerca de por qué el gluten es malo se basan en la idea de que daña el intestino y lo hace permeable, inclusive sin otros síntomas obvios, como distensión abdominal, diarrea y dolor abdominal. Esto no ocurre, incluso en personas que se sienten enfermas después de comer gluten.

Las personas con sensibilidad al gluten tienden a tener una tasa más alta de otros síntomas no digestivos, como dolor de cabeza, confusión mental, fatiga, entumecimiento y dolor en las articulaciones.

Si no está sufriendo de ninguno de estos síntomas, no tiene sensibilidad al gluten. Si es así, igual no tiene necesidad de evitarlo por completo.

¿Por qué es probable que no necesite evitar el gluten?

Las posibilidades de que usted tenga cualquiera de estas enfermedades son escasas. La mayoría de la evidencia indica que menos del 10% de la población tiene enfermedad celíaca, alergia al trigo, o intolerancia al gluten, y puede ser menos de eso.

Si no está experimentando ningún síntoma de estas tres condiciones, no hay ninguna razón científica para que usted evite el gluten, NINGUNA. Incluso si piensa que tiene sensibilidad al gluten, es posible que se equivoque.

No hay una definición precisa de lo que realmente es la sensibilidad al gluten. No hay exámenes de laboratorio objetivos. Esto significa que las personas pueden auto-diagnosticarse, lo que abre una caja de Pandora llena de falacias “lógicas”.

Si ha estado experimentando dolores de cabeza inexplicables, cansancio, aumento de peso, confusión mental, dolor en las articulaciones, y problemas digestivos puede existir la tentación de echarle la culpa a una sola causa y esta puede ser la sensibilidad al gluten. Es más probable que sus problemas se deban a otra serie de como falta de sueño o ejercicio, estrés, exceso de peso, etc.

También es posible que la razón por la que muchas personas están interesadas en tener una alimentación sin gluten no tenga nada que ver con sentirse mal, quizá es solo seguir la moda.

La gente hace cosas locas todo el tiempo porque piensan que les hará más sano, más fuerte, más rápido o más atractivo, y las dietas libres de gluten no son diferentes.

Dado que las dietas sin gluten se están haciendo tan populares, cada vez más celebridades y atletas también se unen a la moda, lo que refuerza la idea de que el gluten es malo.

La conclusión: Si no se siente enfermo después de comer gluten, no hay razón para evitarlo.

Si no es un problema, no es un problema…

Paola Rodríguez Giustiniani

Lic. Nutrición y Dietética

Especialista en Nutrición Clínica y Deportiva

Asesora nutricional de atletas recreativos y élites

Asesora del Gatorade Sports Science Institute

Nutricionista Deportivo del ACCD Mineros de Guayana

– Twitter e Instagram: @paogiusti

– Contacto: prodriguezgiusti@gmail.com