COMPARTIR

¿No puedes dormir?

insomnio

La mejor receta para controlar los nervios, la presión o estrés cotidiano es haciendo ejercicios de respiración consciente o meditación –aunque sea muy básicos- unos 15 a 20 minutos antes de acosarte. Incluso, si terminas la rutina en este tiempo, te acuestas y sigues haciéndolo hasta que te quedes dormido.

Respirar de forma consciente, es decir meditar, cambia inmediatamente tu atención de esos pensamientos o sensaciones físicas y comienzas a percibir los beneficios de relajación de la mente y el cuerpo, que son inmediatos y puedes observar cómo se regula el sueño y despiertas con más energía.