COMPARTIR

No esperes más para tener unos glúteos perfectos

glúteos

El glúteo mayor es uno de los músculos más fuertes y resistentes del cuerpo humano. Se relaciona ampliamente con la postura recta de la persona y ayuda a estabilizar las rodillas. Cubre el resto de los músculos, creando una especie de cojín sobre la tuberosidad. Por otro lado, los medios y menor son los responsables de que no se hunda la pelvis al caminar.

Su morfología depende del sexo, peso, estructura ósea y fenotipo de cada persona. Anatómicamente, los femeninos tienden a ser más predominantes que los masculinos —debido a la presencia hormonal de los estrógenos que promueven la acumulación de grasa en la zona pélvica. La edad es otro factor a considerar. Influye no sólo en el volumen, sino también en su consistencia. Con el paso del tiempo la piel pierde elasticidad y esto hace que los tractos fibrosos presenten depresiones, haciéndolos lucir caídos y flácidos. Por suerte, estos y otros factores determinantes hoy en día pueden corregirse.

Glúteos perfectos

Para la cultura occidental el ideal estético de los glúteos reúne ciertas características: deben de tener forma redondeada, medir lo mismo, estar muy unidos entre sí, que sobresalgan de la espalda, haciendo una ligera curva y marcando perfectamente el inicio de las piernas.

Genética privilegiada

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad de Oxford ha determinado que, si naturalmente cuentas con grasa en los glúteos, eres más propenso a tener una mejor genética, evidenciándose en una mejor defensa ante enfermedades como diabetes y hasta tener hijos más inteligentes. Irónicamente, mientras la presencia de grasa en el abdomen puede empeorar tu actividad metabólica, la grasa en la zona baja del cuerpo concentra grandes cantidades de ácidos omega-3 que impulsan las actividades cerebrales.

Los mejores ejercicios

Los glúteos son una de las partes del cuerpo que no somos capaces de ver fácilmente, pero eso no significa que otros no puedan. He aquí una de las razones y porqué deseamos tener un derrière proporcionado, elevado y ajustado. El reconocido entrenador Richard Linares comparte con nosotros los ejercicios que debes practicar para conseguir uno de misses, recalcando que a la hora de ejercitar más vale calidad que cantidad.

Es mejor hacer pocas repeticiones de forma correcta, que muchas repeticiones de manera inapropiada. Aquí te recomendamos el número de repeticiones que debes intentar, pero para comenzar esfuérzate en hacer bien sólo las que puedas.

LOUNGE O ZANCADAS: colocas la pierna derecha un paso hacia delante y la pierna izquierda un paso hacia atrás. Deberás bajar la rodilla izquierda hasta el piso, manteniendo la espalda recta. Debes cuidar que la rodilla derecha nunca pase la distancia de la punta del pie derecho. Haz cuatro series de 15 repeticiones cada una.

zancadas

SENTADILLAS: piernas separadas, manos en los hombros, espalda recta, así deberás bajar, como si fueses a sentarte en una silla, sin levantar los talones. Para mantener el balance del cuerpo puedes llevar levemente el cuerpo hacia delante. Recuerda mantener una velocidad constante, sin hacerlo muy rápido ni muy lento. Haz cuatro series de 20 repeticiones.

sentadillas

SENTADILLAS CON PIERNAS ABIERTAS: similar al ejercicio anterior, con la diferencia de que deberás abrir bien las piernas y colocar la punta de los pies ligeramente hacia fuera para que, al momento de bajar, las rodillas salgan hacia los lados. Haz cuatro series de 20 repeticiones.

BOCA ABAJO: acuesta tu cuerpo boca abajo sobre una colchoneta. Apóyate sobre tus manos y rodillas, con los brazos estirados. Deberás elevar hacia atrás una de tus piernas, lo más alto que puedas y luego repetir con la otra pierna. Haz cuatro series de 30 repeticiones.

ELEVACION DE PELVIS: acuéstate sobre una colchoneta boca arriba. Coloca tus brazos a los lados, la rodilla derecha flexionada y el pie completamente apoyado en el piso y eleva la pierna izquierda junto con la pelvis lo más alto que puedas. Haz cuatro series de 25 repeticiones.

boca arriba

Consejo de experto:

Linares recomienda trabajar esta zona dos a tres veces por semana. Procura hacer un día de descanso entre cada entrenamiento. “Ningún músculo del cuerpo se puede trabajar todos los días, con excepción del abdomen”, apunta el especialista.

Subir escaleras

¡Un ejercicio dos en uno! Realizas ‘cardio’ al mismo tiempo que tonificas tus glúteos. Comienza subiendo escalón por escalón, después cambia subiendo de dos en dos, y después de tres en tres.

Fuente: EsteticaYSalud