COMPARTIR

Mejora tus defensas

¿Te resfrías con frecuencia? ¿Te sientes débil después de hacer ejercicios? Seguro tienes bajas las defensas.

Aquí te damos un listado de cosas que te pueden ayudar a mejorar tu sistema inmunológico.

1. Tomar mucha agua.

Consumir entre 10 y 12 vasos de agua al día estimula el sistema inmunológico porque expulsa las toxinas del cuerpo.

 

2. Hacer ejercicios de relajación.

Toma mínimo 15 minutos del día para sentarte y hacer ejercicios de respiración profunda: coloca tus manos sobre el abdomen e intenta inflar el estómago como quien infla una pelota; después espira lentamente hasta que salga todo el aire.

 

3. Activar la circulación.

Al momento de bañarte, alterna agua caliente con agua fría; así estimularás la formación de glóbulos blancos.

 

4. Comer limón.

Por sus altas concentraciones de Vitamina C, es clave para evitar resfriados. El rocío del limón ayuda a mantener las propiedades de los alimentos y evita su oxidación, lo que facilita la digestión.

 

5. Estar activo.

No se necesita ir al gimnasio para ejercitarse. Lo importante es evitar el sedentarismo. Aprovechar cualquier momento para caminar, montar bicicleta o trotar estimula la generación de adrenalina y aumenta las defensas.

 

6. Dormir.

Aprovechar la luz natural es clave para no interrumpir los procesos fisiológicos que se dan durante la noche, así se recupera energía y se aumentan las defensas.

 

7. Comer frutos secos.

Son ricos en vitamina E y selenio que estimulan la producción de antioxidantes y favorecen su absorción.

 

8. Consumir hierro.

Las carnes en general, los huevos y las legumbres aportan hierro, que es vital para que el sistema inmunológico tenga una respuesta oportuna ante enfermedades como la anemia, que debilita las defensas y aumenta el riesgo de virus e infecciones.