COMPARTIR

Manten tus ganas de correr

atleta-corredorA veces nos pasa: a pesar de concientizar todos los beneficios nos cuesta salir a correr. Aquí algunos trucos para sentirte motivado:

 

Corre entre amigos

El aspecto social de correr es una de las principales razones por la cual la gente comienza y se mantiene corriendo. Encuentra un club local de corredores o recluta algunos amigos o compañeros de trabajo para correr contigo.

Escríbelo

Mantener un diario de entrenamiento es una excelente manera de realizar un seguimiento de tu progreso y de mantenerte motivado. Es muy fácil: Consigue un cuaderno y escribe algunas notas después de cada uno de tus entrenamientos. Asegúrate de marcar la fecha, el kilometraje aproximado y tiempo, y algunos comentarios sobre cómo te sentías (es decir, “terminé fuerte”, “sentí lentos los primeros kilómetros”). Algunos corredores escriben Blogs y en ellos detallan todo sobre todas sus carreras. También puedes valerte de una de las tantas aplicaciones que existen, hoy en día, para mantener un historial de tus entrenamientos (RunKeeper, Nike+ GPS, miCoach, etc.) Ya sea que uses cualquiera de estas opciones, al mirar entre tus entrenamientos  anteriores, recordarás lo lejos que estás llegando y eso te dará más incentivos para seguir corriendo.

Encuentra un Mantra

Elige una frase corta que repitas una y otra en la cabeza mientras corres. Esto  te ayudará a mantenerte enfocado y centrado. Puede ser tu motivación interna, cuando más lo necesites. Encontrar un mantra no es difícil: puede aparecer en su cabeza mientras escuchas música, hablando con compañeros de entrenamiento u hojeando una revista de running. Escoja uno que se adapte a tu estilo de correr y a tu personalidad, tales como: “Easy Does It” o “Harder, Faster, Stronger”, “Nunca te rindas” o cualquier otro que te motive,

Habla con otros corredores

Si te sientes desmotivado o nervioso sobre cómo empezar a correr, habla con nosotros o con amigos que corran e intercambia ideas y apoyo para mantener la motivación. Te sorprenderás al descubrir que todos los runners experimentamos períodos de pereza. Correr es una lucha.

Prémiate

De vez en cuando, date un gusto, tal como una camisa nueva o un masaje (esto también ayuda a la prevención de lesiones) como recompensa por tu arduo trabajo. El placer te hará sentir lleno de energía, y reforzar su compromiso con el entrenamiento.

No pienses en “Todo o Nada”

Si no tienes tiempo para hacer un ejercicio completo, no pienses en “todo o nada”. Si vas corto de tiempo, realiza un entrenamiento rápido de 2K o realizas 20 minutos fuertes de carrera. Obtendrás muchos beneficios y te sentirá mucho mejor, mentalmente, por no haberte saltado un entrenamiento completo.

Recuerda los beneficios para la salud

Uno de sus objetivos en materia de formación para la media o la maratón completa puede ser mejorar la forma de verse y sentirse. Así que recuerda periódicamente las mejoras, en temas salud, que estás haciendo. Controla tu presión arterial y comprueba tu peso. Piensa en la cantidad de energía que  tienes, y en la forma saludable que tienes de aliviar el estrés.

Un día no mata

A veces te quedas atascado en el trabajo, o estás muy cansado, o tiene que lidiar con otro asunto de tu vida o simplemente no tienes tiempo para correr. Está bien. No te rindas porque no te ajusta al horario exacto. Tu cuerpo no perderá su tono muscular o condición física al  esperar un extra de 24 horas para correr otra vez. De hecho, a veces un día de descanso te puede beneficiar más que un entrenamiento. Acepta que tendrás días malos o días perdidos y que luego volverás a correr.

        Corre con música

La música es “energía pura”. Prepara un play list para correr y diviértete. Si un día no te provoca correr simplemente déjate llevar por el ritmo y siente “la maravilla” que se moverá dentro de ti. Seguro que ese día “correrás +”

– Fuente:www.werunbarcelona.com