COMPARTIR

Los 10 consejos imprescindibles antes de un maratón

atletismo-1793122h627

 

Es como la noche antes de un examen cuando estas acostado sin poder dormir y preocupado pensando, ¿habré hecho lo suficiente? Cualquiera que se haya inscrito para su primer Maratón, se preguntara si podría haber entrenado más. Pero no te preocupes, sigue estos consejos y lo harás hasta la línea final y a casa sano y salvo.

La página www.altorendimiento.com ofrece los siguientes consejos

 

1. Toma tu desayuno normal

 

Si el desayuno es por lo general tostada y mermelada, no intentes cambiar a yogur energético orgánico con linaza y tortilla francesa de tofu con clara de huevo. Cíñete a lo que sueles tomar. Es buena idea preparar un bocadillo para la hora antes del inicio. Las barras de cereales sin azúcar, los frutos secos sin sal y la fruta son todas buenas opciones. Eso si serán alimentos a los que ya estarás acostumbrado a tomar una hora antes de tus entrenamientos de larga distancia.

 

2. Escribe tu nombre en la camiseta

 

Si quieres tener al público de tu lado, escribe tu nombre en la parte superior de tu camiseta. Escuchar que la gente grita tu nombre es un gran aliento motivacional cuando te sientas exhausto.

 

3. No te llenes de agua antes de la carrera

 

Como lo ha descubierto Paula Radcliffe quien fuera record maratón en mujeres durante mucho tiempo, la necesidad de ir al baño a mitad de carrera es una de las molestias raras de la carrera. Para evitar un viaje al baño portátil, hidrátate apropiadamente por la mañana pero para de tomar agua una media hora antes del inicio de la carrera. Luego toma varias veces un poquito a lo largo de la carrera. Trata de evitar el beber toda el agua de golpe, a menos que sea un día muy caluroso, ya que esto puede provocar tantos problemas como no tomar la suficiente cantidad. Esto también lo habrás ensayado en tu entrenamiento.

 

 

4. Con calma

 

No vayas a toda prisa al inicio. Existen pocas posibilidades de ganar tratando de superar la clasificación en la primera hora. Todo lo que harás es agotarte intentando zigzaguear a los corredores. Acepta el ritmo del grupo alrededor tuyo. Acelera en la segunda mitad si las fuerzas te acompañan y quieres ir más rápido.

 

5. No cuentes los Kilómetros

 

Si tratas de contar los marcadores de kilometraje estarás en una batalla psicológica muy incómoda y larga contra ti mismo. En lugar de eso, divide la carrera en distancias diminutas y ten como objetivo alcanzar la farola 20 m más adelante o la cabina de teléfono en la esquina. Céntrate en el sombrero chistoso de la persona de en frente o la persona que corre junto a ti.

 

6. ¡Felicítate!

 

No importa que no hayas hecho tanto entrenamiento como deberías haber hecho de salida, lo cual es más impresionante que en la mayoría de personas. Entonces no te martirices. En lugar de eso, se bueno contigo mismo y mantente diciendo: “bien hecho”, conforme vas avanzando en la carrera; recuerda, estás haciendo algo sorprendente.

 

7. Conserva tu energía

 

Si de pronto te sientes a 110 por ciento, las posibilidades están, es sólo un arrebato fugaz de adrenalina y endorfinas. No te arriesgues gastando todas tus reservas de energía corriendo demasiado fuerte cuando esto suceda. Trata de mantener un ritmo continuo durante estos picos anímicos. Si tienes menos energía al divisar la línea final, esa es justamente la hora de usar toda la energía de una sola vez.

 

8. Evita las ampollas

 

Antes de comenzar, cubre tus pies con crema contra las rozaduras o un lubricante como la vaselina. Puedes sentirse raro al inicio pero esto ayuda a prevenir los rozamientos. Además, ten cuidado al ponerte los calcetines, asegúrate de que no haya arrugas. Y si la incomodidad persiste, quítate el zapato y dedica el tiempo necesario para resolver el problema. Esto también lo habrás probado en tus entrenamientos. No todas las cremas o lubricantes funcionan igual para todos los corredores.

  

9. Disfrútalo

 

Esto es algo en lo que habrás estado pensando durante meses y realmente es un evento magnifico. La atmósfera y la camaradería son geniales. Hay miles de hinchas, haciendo que los participantes se sientan como héroes Olímpicos. Entonces relájate y saborea. No siempre tienes la oportunidad de sentirte una estrella.

 

10. Rebasa el muro

 

Si “golpeas el muro”, no hay remedio. Te vas a herir y el progreso será lento. La única cosa que puedes hacer es tragarte el miedo y mantener una pierna en frente de la otra.  Come y bebe cualquier alimento que te de energía y que este a tu disposición. A todo precio no pares. Quizás no vuelvas a comenzar nunca de nuevo. Sigue y llega a la meta. Olvídate del reloj…