COMPARTIR

la importancia de terminar despacio

 

corredor en carretera

Con frecuencia nuestro entrenador nos recomienda bajar sustancialmente la velocidad al finalizar el entrenamiento. Pero, ¿es realmente importante ese cambio de velocidad cuando venimos de trabajar duro durante todo el entrenamiento?. La respuesta definitivamente es SI. Es lo más recomendable, para bajar la frecuencia cardíaca progresivamente, garantizando la oxigenación de todos los tejidos y no hacerlo de manera brusca. Lo que se consigue al terminar la fase de entrenamiento despacio es que el cuerpo no se enfríe de golpe sino poco a poco; que consiga nuevamente estabilizarse y entrar en un estado normal de frecuencia cardíaca y temperatura. Incluso es aconsejable que al terminar la sesión de trote se caminen unos minutos concentrados en la respiración. Tras esta fase lo mejor es estirar los músculos de las piernas para concluir de esta manera un mejor cierre en la jornada de ejercicios.