COMPARTIR

La cafeína solo aporta beneficios

Cafè

Hasta el momento, prácticamente no existen dudas de los beneficios de la cafeína para el rendimiento deportivo.

La cafeína reduce la fatiga, aumenta la concentración y el estado de alerta; aumenta el rendimiento en actividades aeróbicas y anaeróbicas; actúa reduciendo la dependencia de la utilización de glucógeno y aumentando el uso grasa como fuente de energía.

Pese a ello, son muchos los corredores que tienen un gran temor a la hora de consumir cafeína: el miedo a que contribuya a la deshidratación.

Por ello, ya sea que uses la cafeína para mejorar tu rendimiento o simplemente porque te encanta beber un rico café antes de entrenar, a continuación te contaremos qué dice la ciencia de la cafeína y la deshidratación.

CAFEÍNA Y DESHIDRATACIÓN: ¿MITO O REALIDAD?

La cafeína es considerada una sustancia diurética lo que significa que es una sustancia que al ser ingerida provoca una eliminación de agua y electrolitos a través de la orina.

Como consecuencia de ello, por muchos años se creyó que el consumo de cafeína podía generar deshidratación, ya que aumentaría la cantidad de orina que tus riñones producen.

Sin embargo, en la actualidad las cosas han cambiado bastante, ya que cuando analizamos Estudios donde se prueban dosis normales de cafeína los efectos diuréticos no parecen tan claros y mucho menos preocupantes.

Así, en un Estudio que analizó diferentes investigaciones sobre la temática llegó a la conclusión de que la cafeína es un diurético suave (como máximo) ya que en la mayoría de ellos, las personas orinaron prácticamente la misma cantidad que aquellos que consumieron agua o bebida sin diurético.

En un Estudio muy práctico, 50 bebedores de café masculinos que consumían habitualmente entre 3 y 6 tazas al día participaron en dos pruebas de 3 días consecutivos cada una.

Lo participantes que consumieron café bebieron 4 tazas de 200 ml conteniendo 4 mg de cafeína por kg de peso corporal.

Los resultados a los que llegaron los investigadores les permitieron concluir que no hubo diferencias significativas en una amplia gama de marcadores hematológicos y urinarios de estado de hidratación.

En otro interesante Estudio se encontró que consumir cafeína antes del ejercicio redujo al mínimo el efecto diurético de la cafeína (en comparación con el consumo en reposo).

Continuando con los Estudios a favor de la cafeína, encontramos otra investigación que analizó diferentes tipo de bebidas como el café, té, soda, jugo, agua, etc. y se concluyó que no había “ninguna diferencia significativa en el efecto de diferentes combinaciones de bebidas en el estado de hidratación de los varones adultos sanos. “

En base a estos Estudios, pareciera que para aquellas personas que consumen cafeína en forma regular y en dosis no exageradas, el riesgo de deshidratación no existiera.

Sin embargo, para aquellos que no están acostumbrados, las cosas pueden ser diferentes ya que en un Estudio de detectó un aumento de la orina del 41% y de la eliminación de potasio y sodio después del consumo de café. El punto a tener en cuenta es que la dosis de cafeína fue sumamente elevada (642 mg) y que los participantes debieron abstenerse de consumir cafeína durante los 5 días previos.

Fuente: RunFitners.com