COMPARTIR

La actividad física y el colesterol

getmoving-tvturnoffHay evidencia científica que muestra que el ejercicio físico mejora el perfil lipídico del deportista, disminuyendo los triglicéridos, disminuyendo el LDL (denominado colesterol malo) y subiendo el HDL (colesterol bueno). El ejercicio más beneficioso para controlar estos niveles de colesterol, es el ejercicio aeróbico en intensidad moderada, es decir, aquella intensidad que no supera el 65% de nuestra capacidad cardiovascular máxima.

Pasear, correr, nadar, montar bicicleta, etc. son los más beneficiosos para bajar el colesterol. La intensidad y duración del ejercicio, así como su frecuencia semanal o sesiones, dependerá en cada caso del estado de salud y constitución física de cada persona.

Por supuesto que hay ejercicios físicos como, caminar, que de entrada pueden practicarlos todo el mundo. Una hora, tres veces a la semana puede ser suficiente si la hacemos a un buen ritmo ya que la intensidad (sin llegar a la extenuación), aumenta el efecto. Cuando practicamos ejercicio físico más intenso (correr, nadar, montar en bicicleta, etc.) con 30 minutos tres veces por semana suele ser suficiente.

Lo que sí es importante, es ser constante y que sea una actividad que a la vez nos sea placentera y que tras practicarla nos haga sentir mejor. De lo contrario abandonaremos cualquier intento. El ejercicio físico anaeróbico en gimnasio (pesas) deberá combinarse con alguno de los ejercicios antes citados ya que el ejercicio físico aeróbico, es de los más eficaces.

 

Por: Gerardo Celli