COMPARTIR

Investigación:las lesiones más frecuentes

Fascia plantar

 

Contracturas, roturas de fibras de gemelo y fascitis plantar son  las lesiones  que más suelen presentar los corredores según una investigación del laboratorio de biomecánica de la Universidad Politécnica de Madrid.

 

Correr siempre nos trae cosas positivas tanto para la salud física como para la mental. Sin embargo, el running  no está exento de riesgo. Las contracturas musculares, las roturas de fibras del gemelo  y  la fascitis plantar son las lesiones más frecuentes entre los corredores no profesionales.

 Así lo indica el Estudio Epidemiológico de las Lesiones en el Deporte de Ocio , específicamente para la disciplina de carrera de a pie elaborado  por el Laboratorio de Biomecánica de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM).De entrada, los autores destacan que, en contra de lo esperado, el estudio muestra que estirar antes de correr no parece reducir el riesgo de lesión. No obstante, aunque reconocen que “este punto debería analizarse en más profundidad”, es aconsejable calentar antes del ejercicio y al final de la carrera, estirar de forma suave, sin forzar y sin llegar al dolor.

EL ESTUDIO

La investigación se basó en una encuesta realizada a más de 400 corredores no profesionales y los resultados mostraron como los hombres son los que más sufren algún tipo de dolencia mientras corren (el 87,9%), siendo además más frecuente entre los mayores de 35 años (6 de cada 10 lesionados lo eran).

  En cuanto a los tipos de lesión las  más frecuentes son contracturas musculares, roturas de fibras del gemelo y fascitis plantar

   Si hablamos en porcentajes  las contracturas musculares   tienen  un 16% , seguidas por roturas de fibras del gemelo (10,7%), fascitis plantar (10,2%), esguince de tobillo (9,2%)  de rodilla (7,8%) y tendinitis de rodilla (9,2%).

  En líneas generales  los miembros del cuerpo más afectados son las piernas y las rodillas, que registran el 30,6 y el 28,2%, respectivamente, del total de las lesiones. No obstante, este tipo de dolencias las sufren principalmente los menores de 35 años, ya que los corredores de más edad se lesionan sobre todo los pies (12,6% del total).

  En cuanto al  riesgo de sufrir una dolencia al practicar este tipo de deporte se incrementa, según el informe, si una persona corre desde hace más de cinco años seguidos (59,7% de los lesionados), si lo hace al aire libre (27%) y en el mismo tipo de superficie. Además, correr con una intención meramente competitiva implica un riesgo de lesionarse 5,5 veces mayor que cuando se practica este deporte por ocio.