COMPARTIR

Evita el envejecimiento mental…ejercita tu cuerpo.

El ejercicio no sólo  es bueno para la salud física sino también para prevenir el envejecimiento mental. Tres nuevas investigaciones lo  corroboran.

antienvejecimiento 2

El ejercicio no sólo es fuente de salud física sino que también proporciona un buen antídoto el envejecimiento de nuestras neuronas. Son muchas las investigaciones que así lo corroboran. Tres trabajos recientes aportan más datos al respecto.

Un estudio halló que los adultos mayores normalmente sedentarios que caminaban a un paso moderado tres veces por semana durante un año mejoraban el tamaño de la región del cerebro que tiene que ver con la memoria. Otra investigación  apuntó que el entrenamiento de resistencia (con pesas) dos veces por semana ayudaba a las mujeres con señales leves de declive mental a mejorar sus puntuaciones en pruebas de memoria y pensamiento. Y el tercero mostró que el ejercicio realizado para la fuerza y el equilibrio también mejoraba la memoria.

Estas investigaciones fueron presentados en la reunión anual de la Asociación de Alzheimer, en la ciudad de Vancouver,Canadá.  Allí, Heather Snyder, directora principal de relaciones médicas y científicas de la Asociación del Alzheimer (Alzheimer’s Association) afirmó: “Estos estudios realmente comienzan a fortalecer la literatura sobre el impacto que la actividad física podría tener en la reducción del riesgo de la enfermedad de Alzheimer”.

El hipocampo

En un estudio, investigadores de tres universidades de EE. UU dividieron a 120 adultos mayores sedentarios sin demencia en dos grupos. Un grupo hizo ejercicio aeróbico, caminando en una pista a un paso moderado durante 30 a 45 minutos tres veces por semana y el otro menos tiempo de movimiento.

Un año más tarde, las IRM del cerebro mostraron que el tamaño del hipocampo, una región del cerebro que tiene que ver con la memoria, aumentó en dos por ciento en el grupo que caminó.

Los nuevos hallazgos muestran que “el hipocampo sigue siendo muy plástico durante toda la vida, incluso en la vejez”, aseguró Kirk Erickson, profesor asistente de psicología de la Universidad de Pittsburgh. “No solo podemos evitar que se encoja, sino que podemos aumentar el tamaño del cerebro en un periodo relativamente corto, apenas un año tras lograr que la gente se haga más activa”.

La atención y la memoria

antienvejecimiento 3

En otra investigación, científicos de la Universidad de Columbia Británica y de la Universidad de Illinois, en Urbana, dividieron a 86 mujeres de 70 a 80 años de edad que ya mostraban señales de declive mental leve en tres grupos. Un grupo hizo entrenamiento de resistencia (pesas) dos veces por semana, otro hizo entrenamiento aeróbico (caminar) dos veces por semana, y el tercero realizó ejercicios de equilibrio y tonificación dos veces por semana.

Tras seis meses, el grupo de entrenamiento en resistencia mostró una mejora significativa en el rendimiento en pruebas de atención y memoria, en comparación con los otros dos grupos, hallaron los investigadores. El entrenamiento en resistencia también llevó a cambios funcionales en tres regiones del cerebro que tienen que ver con la memoria. El grupo de entrenamiento aeróbico mostró mejoras en el equilibrio, la movilidad y la capacidad cardiovascular.

Investigación en Japón

En un tercer estudio, investigadores del Centro Nacional de Geriatría y Gerontología de Japón, se enfocaron en 47 adultos mayores con deterioro leve de la memoria, que se dividieron en dos grupos. Un grupo realizó 90 minutos de ejercicio supervisado dos veces por semana, y el otro, el grupo de control, asistió a unas cuentas sesiones de educación en salud.

El grupo de ejercicio realizó entrenamiento en fuerza, aeróbicos y ejercicios para mejorar el equilibrio, durante un año.

Los del grupo de ejercicio mostraron una mejora en una tarea de memoria y en pruebas que medían su capacidad de usar el lenguaje, en comparación con los del grupo de educación, aunque ambos grupos mostraron mejoras en la memoria, señalaron los investigadores.

CONCLUSION

Hay mucha evidencia disponible que sugiere que el ejercicio puede resultar beneficioso de muchas formas, ya sea al reducir el riesgo de obesidad y de aumento de peso o la inflamación”, aseguró el ponente Kirk Erickson, profesor asistente de psicología de la Universidad de Pittsburgh:”El ejercicio proporciona una mayor esperanza de vida, y se ha mostrado repetidas veces que se asocia con una reducción en el riesgo de demencia. Parece que hay una relación muy directa entre la actividad física y la integridad del cerebro”, concluye.

Fuentes: Heather Snyder, Ph.D, director asociado de “Alzheimer’s Association”; Kirk Erickson, Ph.D., profesor  asistente de la Universidad de  Pittsburgh. Conferencias presentadas el  15 de Julio del año 2012  en el Congreso de la “Alzheimer’s Association International Conference 2012”, Vancouver, British Columbia, Canadá.

Difundido por:  Medline Plus, servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU