COMPARTIR

Estos factores emocionales pueden influir en tu pérdida de peso

Estos factores emocionales pueden influir en tu pérdida de peso

El decaimiento emocional forma una parte importante en cada persona, ya que con ello se puede desarrollar apatía, inactividad física, aumento del apetito y ganas de ingerir alimentos poco saludables, lo cual genera que se aumente de peso considerablemente.

Por ello te presentamos 10 claves emocionales para que pierdas peso de forma saludable.

Cambiar tu actitud: Cuando se piensa en dietas inmediatamente las personas lo ven como algo negativo, ya que nos enfocamos en los alimentos que no podemos consumir. Esto solo genera que se pierda la motivación para seguirla, sin embargo, puedes cambiar este tipo de pensamientos resaltando las cosas buenas que aportarán a tu vida.

Elige metas realistas: Ponerse un objetivo es de gran importancia al hacer una dieta, pero estos deben ser alcanzables, ya que si no se consiguen la persona se desmotiva. Mejora tus metas, estas deben ser pequeñas y realistas lo cual será muy gratificante cuando se consigan los resultados.

Lleva un diario: Los nutricionistas recomiendan llevar un cuaderno para apuntar los alimentos consumidos. Pero también se puede incluir tus logros y dificultades que experimentas al hacer dieta, esto te ayudará a conocer tus puntos fuertes y débiles.

Come cinco veces al día: Estar a dieta no significa comer menos, sino en pequeñas cantidades. Trata de consumir por lo menos cinco comidas diarias, establece un horario para que tu metabolismo se acostumbre al cambio. Así te sentirás más ordenada y sufrirás de menos ansiedad.

Mastica despacio: Estudios han demostrado que las personas que comen rápidamente tienden a engordar más, ya que el cerebro no procesa los alimentos. Trata de masticar y saborear tu comida, no ingieras con apuros. Al comer lentamente tu cuerpo necesitará menos alimentos.

Varía tus comidas:
Comer lo mismo todos los días puede llegar a ser muy aburrido, lo cual puede desmotivarte a largo plazo. Al incluir nuevas recetas te hará disfrutar más de tus comidas.

No pienses en tu peso: Pesarse todos los días no te ayudará en nada, solo generará que te obsesiones en todo lo que consumas. Trata de ir a la báscula semanalmente.

No olvides los ejercicios: Acude a un gimnasio y realiza pequeñas actividades por media hora. Si no tienes tiempo o no te gusta estar en espacios encerrados puedes practicar un deporte.

Diviértete: Al hacer actividades de tu agrado el cerebro segrega endorfinas, las cuales son las hormonas del bienestar.

No te rindas: Una de las principales razones por la que las personas renuncian a las dietas es por no conseguir resultados inmediatamente. Esto ocasiona mucha frustración tras el arduo trabajo, sin embargo, no es motivo para tirar la toalla. Aprende a tus fallos y trata de resolverlos con el tiempo.

Fuente: Eme de Mujer