COMPARTIR

Entrenar con música: ¿sí o no?

Entrenando con musica 1 

 Entrenar con música te puede infundir muchísima motivación pero también puede distraerte de tus objetivos específicos. En este trabajo hacemos un balance de esta opción, que en definitiva, es muy personal.

Esta es una  típica discusión: hay quienes no conciben la idea de entrenar sin su MP4, su Ipod o un radio. La música los inspira, los acompaña, los motiva, los pone a volar. Otros no. Para este grupo la música puede ser un factor de distracción, no les permite concentrarse en los ritmos de velocidad,  les encanta escuchar el sonido de su corazón cuando van al límite o disfrutar de la naturaleza, o de la conversación de sus compañeros de entrenamiento o estar atentos a las instrucciones de su entrenador.  El asunto es polémico, pero vamos a dar varias visiones al respecto.

Arranquemos por las estadísticas:

La ya referencial página web Soy Maratonista realizó una encuesta con atletas de toda Iberoamérica en un estudio que denominó como el Perfil del corredor iberoamericano. Una de las preguntas clave fue ¿escucha música mientras corre? Al respecto  una respuesta general era proclive a esta opción en un 39 por ciento, pero el número crece si sumamos los que dijeron que escuchaban  música a veces (27 por ciento).  Por cierto que el 41 por ciento de los consultados en Venezuela respondió que sí mientras datos de Estados Unidos arrojan un porcentaje cercano al 53 por ciento.

Estos números hacen pensar que la música es un elemento importante para muchos de los que corren. Luego explicaremos sus pros y sus contras.

HABLAN LOS ATLETAS

Carlos Jimenez, director y editor de Soy Maratonista nos habla en primera persona: “generalmente no corro con audífonos porque me gusta conversar con la gente y escuchar los sonidos del entorno, como los loros en el Parque del Este. Creo que eso es parte importante de la experiencia, pero en algunas ocasiones, sobre todo en ciertos entrenamientos muy específicos que hago sólo como por ejemplo los largos a paso de carrera, sí recurro a los audífonos. Si es día de semana en horario pico, prefiero escuchar la radio y si es fin de semana muy temprano, sí coloco música. Cuando me toca correr en el treadmill la música es un “must”  porque me parece aburridísimo. Sin embargo, en los eventos nunca uso audífonos”, afirma.

entrenando con musica 4

En la natación no son muchos los que utilizan la música para entrenar. Sin embargo Michael Phelps afirma que antes de entrar a la piscina a competir la música lo motiva. Consultamos la opinión de dos nadadoras master.

Elena Trujillo parte del equipo Loyola Master y una de las más fuertes en su categoría dice que sólo escucha música cuando está  “aflojando” los músculos. (Entrenamientos muy suaves pre y post competencia). De resto, asegura que el escuchar música le hace perder la velocidad que le impone el entrenamiento.

Por su parte, Mónica Combellas,  nadadora del Centro deportivo Eugenio Mendoza quien ha hecho varias veces el Cruce de los ríos Orinoco y Caroní, dice que prefiere escuchar el sonido de las brazadas en el agua, además :“Siempre tendemos a buscar el ritmo de la música y si mi velocidad es más alta pudiera tender a bajarla”, puntualiza.

Actualmente hay dispositivos especiales para escuchar música mientras nadas o protectores ideales para que tu reproductor de música no se moje. Como contraposición a estos testimonios hay a quienes les resulta una experiencia muy placentera el nadar escuchando música.

Pero ¿qué hay del ciclismo?

Adriana Arévalo compite en la categoría élite de Montain Bike. Muchos podios hay en su haber. Sobre entrenar con música nos comenta: “depende de la ruta. Si es un recorrido largo, sobre todo plano o falso plano, o tal vez de subidas y bajadas no técnicas (pudiera ser tipo la Colonia Tovar por la carretera de asfalto) me gusta. Ahora, si se trata de un recorrido explosivo, con bajadas técnicas  y subidas muy duras no la uso. En esos casos prefiero escuchar mi  respiración y los sonidos externos”.

entrenando con musica 2

Investigaciones a favor

Según un estudio realizado por el Dr. Costas Karageorghis, de la Escuela del Deporte de la Universidad de Brunel en Londres  ha revelado que,  la música previamente seleccionada, puede aumentar significativamente la resistencia física de una persona y hacer que la experiencia de ejercicio cardiovascular sea mucho más positiva.

El estudió consistió en hacer que 30 participantes corrieran en una cinta, al ritmo de una música motivadora pre-seleccionada, la cual era pop o rock. Incluía temas de Red Hot Chilli Pepper, Queen y Madonna. Se les pidió mantener el tiempo, estrictamente con el ritmo.

Los resultados mostraron que cuando se seleccionaron cuidadosamente, según los principios científicos, la música puede mejorar la resistencia en un 15% y subir el estado de ánimo de los deportistas, ayudándoles a obtener un placer mucho mayor dentro del entrenamiento.

También hay un estudio publicado en el Taylor and Francis Journal of Sports Sciences. En el mismo se comprobó que la música motiva a los deportistas, aunque los efectos son personales, es decir, cada corredor asocia las canciones a diferentes etapas o situaciones de su vida y eso le provoca bienestar.

Por qué no correr con música

– Si corres en la calle disminuye tu atención a los sonidos a tu alrededor, como por ejemplo, un auto  o la cercanía de alguien sospechoso.

-No puedes seguir las indicaciones de tu entrenador y puedes desconcentrarte en los trabajos de velocidad.

– Pierdes la sincronización con tu cuerpo, es decir, la habilidad de tomar conciencia de ti mismo al correr y disfrutar de tu respiración y de lo que estás haciendo.

– Hay maratones internacionales que NO PERMITEN el uso de música durante la prueba, ya que consideran que los atletas se distraen o dejan de poner atención en señalizaciones oficiales.

– Hay estudios que demuestran que escuchar música a más de 100 decibeles podría ocasionar pérdida auditiva. Lo recomendable es no más de 80 decibeles. Es decir, si te quitas lo audífonos y tu música se escucha a unos 30 cm de distancia, te estás pasando.

Más información en: http://bbrunner.com.mx/2011/07/19/correr-con-musica/

Por qué correr con música

-La música puede ayudar a los deportistas a sentirse más positivos, incluso cuando se está trabajando a una intensidad muy alta, cerca del agotamiento físico.

-Hay estudios que demuestran que reduce la percepción del esfuerzo hasta en un 10% y por lo tanto, puedes correr más rápido.

– Reduce la tensión y la fatiga y a cambio te otorga una sensación de felicidad y logro.

– En el caso de los entrenamientos de larga distancia te ayudan  a que sientas que el tiempo pasa más rápido.

Más información en: http://bbrunner.com.mx/2011/07/19/correr-con-musica/

 

PILDORAS

– Puedes escoger diversas canciones de acuerdo al número de beats por minuto (bpm) y dependiendo de la velocidad con la que corras una distancia específica. Por ejemplo, si corres el km a 6 minutos, deben escoger en promedio canciones de entre 160-165 beats por minuto, y mientras más rápido corras, más beats debe tener la canción que elijas. Los beats se asocian a los latidos del corazón pero en el caso de los corredores podrían asociarse a los pasos o zancadas por minuto.

– Según la investigación de Soy Maratonista sobre el perfil del corredor la música preferida para entrenar es el Rock, el Pop y el género electrónico.

-Si decides entrenar con música escoge ritmos rápidos para que no decaigas en tu performance.

– Si corres, ruedas o nadas en aguas abiertas con música procura no aislarte de tu entorno por cuestión de seguridad.