COMPARTIR

El factor psicológico en la rehabilitación de lesiones

Close up of feet of a runner

Close up of feet of a runner

Si bien ningún runner quiere pensar en las lesiones, éstas son un problema que suele acosarnos y, cuando aparecen, el proceso de rehabilitación requiere de un esfuerzo tanto físico como psicológico.

Cuando una lesión aparece, lo primero que debemos hacer es informarnos sobre la causa, el tratamiento y la prevención. Consultar a un médico especializado no sólo es el comienzo de la recuperación física, sino también para evitar trastornos psicológicos, como la ansiedad o, inclusive, la depresión, que suelen aparecer por no entender el problema. En otras palabras, un rápido y correcto diagnóstico despejará todas las dudas posibles y será muy importante para mantener la calma. Además, entender cómo será el proceso de rehabilitación dará una mayor sensación de control sobre la situación.

Otro consejo en caso de lesiones es tomar estos procesos como un aprendizaje, aceptándolo y entendiendo que probablemente se hizo algo mal. De esta manera, evitaremos caer sobre los mismos problemas en el futuro. El runner siempre debe hacer memoria y tratar de identificar qué fue lo que desencadenó la lesión. Algunas de las causas más comunes son: sobreentrenamiento, falta de ejercicios de gimnasio, una mala alimentación, deshidratación o falta de elongación y entrada en calor.

Por último, recuerda siempre mantener una actitud positiva durante la etapa de recuperación, pero sin tratar de acelerar los procesos. Para que el corredor se rehabilite más rápidamente, necesita estar comprometido con la superación del traumatismo, respetando el tratamiento, escuchando y respondiendo a las indicaciones del médico, ya que buena parte de los runners tienden a saltear etapas. Es importante aceptar el estar lesionado y conocer los propios límites para retomar la actividad 100% recuperado.

 

Tomado de la página www.espnrun.com