COMPARTIR

¡Que el frío no te detenga!

r8

Si eres una persona sana y tienes el abrigo adecuado, no hay contraindicación para ejercitarse a bajas temperaturas.  En cuanto a la alimentación, siempre se busca que ingieras mayor cantidad de calorías para compensar las que se gastan para mantener la auto-termorregulación.

Sin embargo,  el cuerpo es muy sabio y tú mismo notarás que cuando hace mucho frio vas a preferir más energía de lo habitual. Un valioso consejo es que al terminar tu jornada de ejercicios cuando hace mucho frío, puedes evitar un resfriado cambiándote de ropa (de pies a cabeza) lo antes posible.

Las mujeres, incluso, deben cambiarse el sostén deportivo húmedo. Además puedes beber algo reconfortante, como un té caliente, café o un chocolate. Eso te permitirá entrar en calor más rápidamente.