COMPARTIR

Duerme como un bebé

insomnio 2

Para correr bien hay que descansar. Por eso te vamos a dar unos consejos de “higiene del sueño”.

 

•Antes de dormir

Durante las horas de sueño se produce la recuperación más profunda luego de una carrera o un entrenamiento muy fuerte. Cuando dormimos se entra en una fase de anabolismo en la que el organismo repara las estructuras dañadas y repone las reservas de glucógeno que quedan por reponer. Por tanto, la última comida del día debe aportar proteínas de alto valor biológico y, sobre todo, carbohidratos de muy bajo índice glucémico para proporcionar al organismo los nutrientes de una forma secuencial y duradera.

Es imprescindible que te vayas a la cama con los músculos lo más relajados posibles. En este momento una ducha o baño caliente es muy acertado, “te soltarás” y descansarás mucho mejor.

Una infusión sin cafeína puede ser una buena idea y recuerda… Nunca entrenes justo antes de dormir. Estarás tan acelerado que te costará conciliar el sueño.

Si duermes bien correrás +