COMPARTIR

Descanso activo para el rendimiento deportivo

r5

Por: Karla Pernía ‌‌‌‌‍| @pilaterapia

Descansar es interrumpir un trabajo, recobrar fuerzas, apoyarse en algo. En los deportistas el descanso también es exactamente eso, ya que en la práctica regular de un deporte, el trabajo continuo de músculos, articulaciones, tendones y sistemas, implican un alto gasto de energía que nos lleva a la fatiga. Reponer la energía es un proceso lento que depende de una adecuada alimentación y un período de tiempo dedicado a facilitar esa reposición.

El descanso no sólo es dormir y estar parado, también se puede aplicar en algunos casos al llamado “descanso activo”, una actividad aeróbica muy ligera que ayuda a la recuperación en vez de cansarte más. Esto se debe a que activa la circulación y facilita la eliminación de toxinas. Otras formas de recuperación o descanso activo son los estiramientos, baños, masajes, alimentación, relajación, etc. estimula una recuperación más rápida y también nos ayuda el dedicarnos a tareas distintas a las deportivas como por ejemplo tocar un instrumento, ir al cine o dormir períodos más largos.

El descanso depende del tipo de carga o estímulo de entrenamiento, pero a su vez  también de varios factores que determinan la necesidad de tiempos mayores de descanso por ejemplo: la edad, un bajo nivel de rendimiento deportivo, enfermedades y lesiones deportivas, estrés, mala alimentación.

En ocasiones, y por error, asociamos solo el duro entrenamiento con la mejoría del rendimiento deportivo y formamos la idea de que sólo entrenando mejoraremos y que los resultados son superiores cuando ese entrenamiento nos lleva a niveles mayores de fatiga, cuando nos duele todo,  con satisfacción decimos que entrenamos bien. Ese es un error , entrenar es adaptar al organismo para que dé respuestas mejores y eso requiere no solo de cargas fuertes sino también de la adecuada ubicación de momentos de recuperación, de descanso que nos permiten aceptar mejor las nuevas cargas y adaptarnos más rápido al entrenamiento. La actividad laboral también puede suponer carga y eso se nota en el rendimiento.

El descanso es para el deportista tan obligatorio como el cumplir con las cargas planificadas, no puede ser sustituido y no existen procedimientos o medios que lo hagan innecesario. El deportista que le da a su cuerpo el descanso preciso y necesario es que logra los mejores resultados.

Si quieres profundizar un poco más en el tema, te recomiendo leer, el siguiente artículo: http://www.efdeportes.com/efd191/relacion-trabajo-descanso-en-el-entrenamiento.htm

 

 

Karla Pernía b

Fisioterapeuta

pilaterapia@gmail.com