COMPARTIR

¿De pie o sentado?

ascensopuerto476_2En general, mejor es ir sentado. Simplemente porque es más económico. Gastamos menos y vamos a menos pulsaciones sentados que de pie. Ahora bien, ponerse de pie tiene un par de ventajas: producimos más vatios y nos sirve para descansar y cambiar de posición. Al ponernos de pie sobre los pedales contamos con una fuerza extra para pedalear con más potencia, nuestro peso corporal, que se une a la fuerza que podemos hacer con los músculos extensores de la cadera (glúteos e isquiotibiales), de la rodilla (cuádriceps) y del tobillo (gemelos). Además, el balanceo de la bici ayuda a aplicar las fuerzas más verticales y además hacemos una fuerza extra con los brazos y el tronco. Por eso esprintamos de pie, porque somos capaces de hacer más fuerza.

Por este motivo, ponerse de pie es muy útil para superar repechos duros, ya que tenemos un extra de fuerza. Otro aspecto positivo de pedalear de pie es que sirve para modificar ligeramente la acción muscular, y por lo tanto, puede suponer un pequeño descanso si llevamos mucho tiempo pedaleando sentados, ya que entran en funcionamiento otras fibras musculares. También la zona perineal es posible que se quede un poco entumecida si pasamos mucho tiempo estáticos sobre el sillín, y ponerse de pie siempre supone un alivio para que vuelva a circular bien la sangre por la zona.

Por estas razones, en subidas largas, una buena recomendación es que cada 5-7 minutos viene bien bajar uno o dos piñones y pedalear de pie durante 30 segundos o un minuto. Lo malo de ir de pie mucho rato es que el gasto energético es mayor y a la larga nos fatigaremos más.  Aparte de esto, se debe tener en cuenta que al pedalear de pie se pierde mucha tracción al quitar peso de la rueda trasera, y habrá muchas zonas donde sea imposible pedalear de pie. Si notas que te pones mucho tiempo de pie es posible que la colocación de tu sillín no sea la correcta.

 

 

Fuente: www.mountainbike.es