COMPARTIR

Cuando ya nuestros músculos no son los mismos

Cuidar nuestra masa muscular es imprescindible para mantenernos jóvenes y sanos. Entonces, ¿por qué razones perdemos músculo? Existen enfermedades que producen este efecto, pero según el artículo de Sport Life titulado ¿Por qué perdemos músculo? estas son las razones:

NO USAS SUFICIENTE TU MUSCULATURA

Esta es la razón más evidente y también la más importante. En una sociedad en la que la mayoría de los trabajos son sedentarios, nuestra musculatura esquelética apenas recibe los estímulos necesarios… y una sola hora de deporte al día puede no ser suficiente para compensarlo. Lo que es peor, algunos niños y jóvenes son tan sedentarios que no llegan a desarrollar niveles saludables de masa muscular. 

 

TU ENTRENAMIENTO ESTÁ DESEQUILIBRADO

Si solo realizas deporte aeróbico, sin acompañarlo de un adecuado trabajo de fuerza, estarás perjudicando tu rendimiento deportivo y lo que es peor, puede llegar a afectar a tu salud. No se trata solo de entrenar, se trata de coordinar fuerza, cardio y alimentación. Un planteamiento equivocado, con contenidos desorganizados nos hará perder todo lo ganado y no nos permitirá progresar hacia el objetivo. 

ESTÁS REALIZANDO UNA DIETA INADECUADA

No ingerir suficientes proteínas puede llegar a ser un problema (frecuente en dietas veganas desequilibradas), pero basta con realizar una dieta demasiado hipocalórica (aunque sea rica en proteínas) para que tu cuerpo se vea obligado a utilizar tu propia masa muscular como fuente de energía. Una buena dieta debe estar orientada a perder grasa y ganar, o al menos mantener, tu masa muscular. Para eso debes perder peso poco a poco (o mantenerlo, si pierdes grasa y ganas músculo) y combinar dieta moderada y ejercicio.

Por otro lado, cerrar la boca a tiempo es clave para que lo que entrenas en el gimnasio se note. Que no se nos malinterprete, lo explicamos. Parece obvio, pero más de alguno y alguna pasan horas entrenando y luego se relajan en exceso el fin de semana cuando salen con los amigos o tienen el día de descanso.

EL ENVEJECIMIENTO

Produce una pérdida natural de masa muscular y fuerza, que puedes frenar notablemente (aunque no detener totalmente) con el entrenamiento de fuerza adecuado. Si no haces nada por evitarlo, entre los 50 y los 80 años, tu fuerza muscular puede verse disminuida a la mitad.

LA OBESIDAD

El exceso de tejido adiposo predispone a la resistencia a la insulina, por lo que le “roba” su alimento a los músculos, que tienden a atrofiarse. Además, a las personas con un gran exceso de peso les cuesta moverse y frecuentemente dejar de usar su musculatura, lo que aumenta el efecto de este círculo vicioso.

Recuerda que para Correr + es necesario trabajar y fortalecer todo tu cuerpo.