COMPARTIR

Correr debe ser un juego

Tips-nuevos-corredores1
Para los niños correr es natural pero si van a asumir el running como deporte deben seguir ciertas pautas

En éste mundo del running en el que cada fin de semana vemos que hay un evento nuevo, los niños no han quedado por fuera. Durante el año se efectúan varias carreras infantiles: la carrera Oreo en la que participaron papás e hijos, la Infantil de Baruta, las carreras de Chacao tanto la Cruz de Mayo como la San José y próximamente la 2da Carrera Juniors de Soy Maratonista dedicada también a los más pequeños de la casa.

El correr puede traer enormes beneficios para los niños. Eso sí, siempre y cuando lo asuman como un juego en las edades más tempranas y si lo asumen como un deporte cuando son más grandes adecuar los entrenamientos y las distancias a su capacidad y resistencia.

La Dra. Luz Marina Rondón Pediatra y Endocrino comenta que: “ la obesidad ha tenido un repunte actualmente, debido a que los niños hoy en día son más sedentarios en virtud del estilo de vida que llevamos en una ciudad como Caracas, donde la mayoría de las veces no utilizamos sitios de recreación o esparcimiento, donde se pueda caminar o realizar alguna actividad física. Los lugares de recreación son ahora los centros comerciales, esto implica que al encontrarte en un centro comercial tengas la necesidad de consumir comida chatarra, un número de calorías extras son los principales causantes de problemas de obesidad infantil. El uso de computadoras, televisión y videojuegos contribuyen también en niños con el colesterol alto, triglicéridos altos, diabetes, hígado graso, etc.; todas ellas enfermedades que pueden repercutir en un niño desde el punto de vista médico y su salud”.
Señala la especialista que cuando se encuentra a un niño que ya tiene enfermedades de tipo metabólico, lo recomendable es hacer actividad física, cualquier deporte de tipo aeróbico, que le permita quemar calorías durante 40 minutos al día es lo mas lo recomendable, para mantener una vida relativamente sana o para que el niño que lo amerite pueda bajar de peso. “Con los niños no se manejan dietas sino planes nutricionales debido a que se encuentran en pleno crecimiento, el cual acompañado de actividad física genera buenos resultados”, asegura.
Sin embargo aclara la doctora Rondón que “ los entrenamientos con pesas o este tipo de cosas no están indicados por lo menos hasta los 18 años, lo más saludable son los deportes de tipo aeróbico como natación, correr, gimnasia, bicicleta. Incluso, en la actualidad hay escuelas de natación que reciben a los bebes desde los 3 meses de edad, obviamente no como un deporte como tal. Yo pienso que a partir de los 2 años se le puede ir inculcando a un niño a caminar bien a prestar atención a órdenes, etc. A nivel de preescolar es una etapa excelente para iniciar la actividad física”, sugiere

Contacto:
Dra. Luzmarina Rondón
Pediatra Endocrino
luzrondonf@gmail.com
0414 9165988

¿Puede un niño correr?
La respuesta es sí, todos los niños corren, por diferentes razones lo hacen, pero básicamente se trata de un juego. Según estudios, no es recomendable que un niño escoja el running como primera opción antes de los 7 años.
Una vez que el niño supera los 7 años puede hacer del running un deporte como cualquier otro. En las carreras que se realizan para niños la distancia suele variar según la edad del pequeño atleta.
Si un niño quiere ser corredor se deben tomar las medidas necesarias como si fuese el padre quien fuera a correr. Es recomendable un chequeo médico con su pediatra o deportólogo, quienes se encargaran de observar si el organismo del pequeño está preparado para esta disciplina.
Cuando un niño corre se debe tener en consideración que lo hace porque él quiere y no por el sueño de un padre que quiere ver a su hijo seguirle los pasos.
Cuando un niño corre no debe verse como un entrenamiento o una competencia. En sus carreras todos ganan, no es momento de competir sino de divertirse. Hay que tener en cuenta que la carrera es algo innato en los niños. Si son corredores desde pequeños es posible que el acondicionamiento obtenido en su niñez lo ayude a sufrir menor número de lesiones en el futuro.