COMPARTIR

Consejos para las subidas (y las bajadas)

 

Correr en cuesta 1

Todo lo que sube tiene que bajar, pero en el running  ambas cosas tienen su técnica. Aquí algunos consejos.

Si es posible, debemos utilizar senderos de tierra.
Superficies duras estarían sumando dificultades no buscadas en este entrenamiento.

Frente a una pendiente positiva (subida) debemos aumentar el ritmo en la secuencia de nuestros pasos y debemos acortar la distancia de los mismos.

Frente a una pendiente negativa (bajada) disminuiremos el ritmo en la secuencia de nuestros pasos y alargaremos la distancia en cada uno de ellos. Esto surgirá naturalmente.
Podemos incrementar esta situación, elevando las rodilas y llevando el talón a la cola, también esta técnica puede aprovecharse para elongar los músculos de nuestras piernas.

Las bajadas debemos ponerlas en práctica, pues es muy difícil controlar la velocidad.
Debemos pensar que esto podemos encontrarlo en caminos y senderos de la sierra, donde también perdemos estabilidad ya que hay muchas  piedritas y tierra suelta, por el paso de otros corredores. Esto puede producir  resbalones en lugares donde si se sale del sendero, podemos llevarnos golpes desagradables.

En muchos casos, las bajadas provocan daños en las uñas de los dedos de los pies, pues los mismos chocan constantemente con la zapatillas
Pasados algunos días de carrera, podemos perder la uña dañada, que simplemente se cae. Y no estamos exagerando con esto. Así que mucho cuidado cuando bajes corriendo.