COMPARTIR

¿Cómo pasar de la caminadora al asfalto?

gym

DENTRO O FUERA

Explora la zona cerca de tu casa o el gimnasio y alterna la cinta con la calle o el parque. Corre entre cinco y diez minutos en la cinta, después sal a correr fuera otros cinco minutos y vuelve a la cinta. Repite este ciclo dos o tres veces. Empieza corriendo segmentos de dos o tres minutos fuera y de forma gradual ve incrementando el tiempo.

HAZTE CON UNAS BUENAS ZAPATILLAS

Asegúrate de que tus zapatillas te valen (son cómodas, te sujetan el pie, etc) y que no están demasiado hechas polvo. Acércate a una tienda especialista en running donde te ayudarán a evaluar tu pisada y te aconsejarán sobre las zapatillas que mejor se adaptan a tus necesidades. Las zapatillas que están muy gastandas, que no te resultan cómodas o que han sido diseñadas para otras actividades, como las de aeróbic, pueden hacer que te lesiones.

CAMINA MÁS A MENUDO

Mientras te vas acostumbrando a tu nuevo entorno, puedes andar con mayor frecuencia de lo que lo haces cuando estás corriendo en la cinta. Por ejemplo, si normalmente bajas el ritmo y caminas cada tres minutos en la cinta, camina después de cada minuto corriendo cuando estés fuera.

USA LA ROPA ADECUADA

Está bien que quieras seguir las tendencias, pero es muy importante vestirse correctamente cuando corres fuera para que estés cómodo durante el ejercicio. La mayoría de la ropa específica para running absorve el sudor para mantener tu piel seca y que así estés más fresco si es verano, o más templado si es invierno. Usar el equipamiento adecuado puede marcar la diferencia entre una carrera bajo la lluvia tonificante y emocionante o acabar teniendo escalofríos y no volver a correr en la vida.

Las reglas de la carretera

Recorrido tranquilo

Explora las calles más seguras o empieza por correr en una pista para no tener que preocuparte por los carros. Poco a poco te familiarizarás con el entorno y explorarás nuevas vías.

De cara al tráfico

No corras nunca en la misma dirección que el tráfico. Al contrario, corre por el arcén en dirección contraria. Nunca asumas que vas a ser cien por cien visible para los carros porque puedes sufrir algún susto.

Identifícate

Lleva siempre contigo la cédula o cualquier otra identificación que indique tu nombre, dirección e información de contacto en caso de emergencia. Si es posible, lleva el celular.

Fuente: Runners.es