COMPARTIR

Como evitar el dolor en las piernas

correr en subida  Al correr, las piernas son como una especie de “motor” que siempre te hacen ir hacia adelante, por eso suelen resentirse. Aquí te a  damos una serie de consejos para evitar ese molesto dolor después de entrenar.

  -Realiza pequeños masajes en tus piernas antes de empezar. Necesitamos tener la musculatura a una temperatura adecuada en el momento que empecemos la carrera. Realizaremos una serie de roces superficiales y rápidos aumentando la temperatura y haciendo llegar más sangre a nuestras piernas.

 -Realiza un calentamiento más largo. Es positivo aumentar la frecuencia cardíaca, que nuestro torrente sanguíneo cierre el grifo a vísceras y empiece a bombear sangre a nuestras piernas. Para realizar esto, empezaremos caminando con una marcha ligera durante dos o tres minutos, seguiremos con un trote lento durante diez minutos y acabaremos con un trote más rápido. Durante todo el calentamiento, debemos respirar de forma profunda.

-Utiliza estiramientos dinámicos. Una vez que los músculos están calientes y duelan menos, podemos realizar este tipo de estiramientos para acabar de preparar la musculatura de cara al entrenamiento. Incluso después de éstos, podemos realizar una o dos series de 20 sentadillas sin peso.

-Busca superficies más blandas y que ayuden a absorber el impacto muscular. Nuestras piernas agradecerán que realicemos el calentamiento sobre tierra, hierba, cinta de correr o elíptica si venimos de un entrenamiento intenso los días previos.

 -Aumenta tu cadencia. Realiza tu carrera con más pasos por minuto. Pasos más cortos pero más rápidos en una sesión de recuperación te ayudarán a sentirte mejor.

-Después de un entrenamiento intenso, ponte compresas de hielo en las piernas para minimizar el dolor.