COMPARTIR

Combate la depresión post-carrera

Corredor triste

A continuación, compartimos con ustedes el plan de Chris McCormack para lidiar y superar la depresión post-carrera. Este plan puede parecer un poco exagerado para muchos y lo más probable es que muchos requieran de menos tiempo de descanso. Sin embargo, es una buena guía para que cada runner estructure su propio plan según el tiempo y energía que invirtió para cumplir su meta, de modo que pueda estar preparado para asumir una nueva. El plan tiene 4 etapas: Descanso, Recarga, Reajuste y Reconstrucción.

– Descanso

1 a 2 semanas post-carrera

Lo importante en esta etapa es descansar y relajarse sin remordimientos. Si provoca hacer alguna actividad física como correr, montar bicicleta, que sea de bajo impacto. Si pueden hacerlo social, corriendo o rodando con amigos, mejor.

– Recarga

3 a 4 semanas post carrera

En este punto es necesario ir estimulando nuestra mente y comenzar a pensar en las carreras que queremos participar en un futuro. Aquí se puede ir introduciendo un entrenamiento estructurado, hasta un 60% de la carga de entrenamiento que se tenía antes de la carrera. La motivación va a comenzar a surgir de nuevo naturalmente.

– Reajuste

4 a 6 semanas post carrera

A este punto ya es buen momento para seguir un plan de entrenamiento estructurado.

– Reconstrucción

6 semanas o más post-carrera

Con un nuevo entrenamiento estructurado y una motivación renovada, continúa camino a cumplir tu nueva meta.

3 tips para enfrentar la depresión Post-Carrera

1. Espera que esta sensación pueda aparecer y acéptala como un proceso normal del ciclo de entrenamiento-carrera. Tu vida estuvo, en gran parte, organizada alrededor de este gran evento y ahora ya se terminó.

2. Toma un tiempo para reflexionar y disfrutar de otras áreas de tu vida como tu familia y amigos. Descansa y realiza actividades que te gusten y que ni pudiste hacer durante el periodo de entrenamiento, como viajar. Puede ayudar planificar con tiempo qué harás después de la gran carrera.

3. Después de tomar un descanso, selecciona una nueva meta. Recuerda que esta debe ser realista y alcanzable sin dejar de representar un reto.

Fuente: SoyMaratonista