COMPARTIR

Cinco consejos para que puedas levantarte y trotar en las mañanas

sueño

¡Qué felicidad! Lograste una noche de 8 horas de sueño. Pero entonces ¿por qué es imposible salir de la cama para correr? Enfrentar el día fresco no es tan simple como pasar ocho horas dormido. Aquí hay cinco cosas que te van a sorprender – y cinco simples soluciones.

Leíste en tu tableta o teléfono antes de dormir

La gente que hace esto tiene más complicaciones para despertar que quienes leen un libro de papel, de acuerdo a un estudio de Harvard. ¿La razón? La luz azul que es emitida por los dispositivos elimina la melatonina, que controla los ciclos de sueño, dice el especialista Robert Rosenberg. Traducción: cuando tus niveles de melatonina están bajos, es probable que no duermas bien. Por eso te recomendamos que apagues los dispositivos electrónicos 90 minutos antes de ir a la cama.

Duermes en mala posición

¿Despiertas con dolor de cuello o espalda? Puede ser por la forma en la que duermes, que puede generar una flexión intensa en la cadera. Si eres uno de los 57 por ciento de las personas que tiene una posición errónea, será una buena idea que pongas una almohada entre tus piernas para mantener una buena alineación. “Las lesiones de cadera son las más comunes, y engañosas, porque suceden cuando duermes y el dolor de la lesión se refleja en otra zona del cuerpo”, dice Benjamin Domb.

Tienes almohadas horribles

Esa almohada hermosa y suave, súper lujosa puede ser la causa de dolor continúo. “Dormir con la cabeza elevada hace que tu espina pierda alineación – es como caminar 8 horas durante el día sin parar”, dice Shawn Stevenson, escritor y especialista en salud de espina dorsal. Lo mejor es que uses una almohada que sea suave pero tenga espuma que soporte tu cabeza.


Rechinas los dientes cuando duermes

Si te despiertas con dolor de cabeza, es muy posible que sea porque estás apretando la quijada mientras duermes. Investigaciones muestran que un masaje puede ayudar con esos detalles, así que aplica una presión normal en la zona de la mandíbula para relajar la zona. Hazlo antes de ir a la cama y justo cuando despiertes. Considera ver a tu dentista para tener una guardia nocturna que te ayude a evitar el rechinido.

Tomas una copa antes de dormir

Es muy cierto que puede ayudarte a dormir mucho más rápido, debido a que el alcohol tiene efectos de sedante. Pero también interrumpe tu ciclo normal de sueño, dice el médico Aaron Clark, profesor en la el Centro Médico Wexner de la Universidad de Ohio State. En 2015, un estudio australiano encontró que la gente que mezcló jugo de naranja con vodka a la hora de dormir tuvo más actividad alfa en el cerebro mientras dormían, lo que significa que no llegaron al sueño profundo. Las mujeres son particularmente susceptibles para sufrir la falta de sueño por el alcohol porque metabolizan más rápido.

Fuente: Runners.mx