COMPARTIR

Casi todos sufrimos de lumbalgia

lumbalgia

La lumbalgia es el dolor que se produce en el penúltimo  nivel  inferior de la columna que es el nivel lumbar, que está integrado por 5 vértebras  que posee una curva de tipo lordótica (idéntica a la curva presente en el nivel cervical de donde se derivan las cervicalgias; como dolores del cuello).

El dolor de espalda (se incluyen las cuatros niveles cervical-dorsal-lumbar-sacro),  representa un importante problema de salud pública en las sociedades occidentales por su alta prevalencia y repercusión socioeconómica. La OMS reporta que el 85% de la población mundial ha sufrido-sufre-sufrirá de dolor lumbar alguna vez en su vida. Esto  genera un alto número de consultas a diferentes profesionales, (traumatólogos, cirujanos de columna, fisioterapeutas, osteópatas), una elevada utilización de los servicios sanitarios y una considerable pérdida de días de trabajo.

Sufrimos de lumbalgia desde que evolucionamos y nos convertimos en seres bipedestados. Cuando éramos animales de cuatro patas nuestra base de sustentación era muy amplia, como lo es para los animales cuadrúpedos actuales, al ser erectos la base se ha reducido a la superficie de pisada de ambos pies y al espacio comprendido entre ellos. Esto ha obligado a la aparición de los músculos anti-gravitatorios, que se encuentran ubicados en la parte posterior del tórax (espalda) y en la cara posterior de los miembros inferiores y deben realizar contracciones isométricas sostenidas, para poder permitir durante la bipedestación (todo el cuerpo) y la sedestación (mitad del cuerpo hacia arriba), que el cuerpo no se derrumbe por efectos del peso corporal y la atracción de la fuerza de la gravedad. Por estar de pie pagamos un alto tributo equivalente a una presión del 50% sobre el disco intervertebral. Esta  presión aumentará exponencialmente en razón de los ángulos en los que se encuentre el troco; a saber: a 30º de flexión habrá 150% de aumento en la presión del disco intervertebral; a 60º de flexión se incrementará a 250% de presión sobre el disco y a 90º de flexión la presión sobre el disco podrá llegar hasta 300% y más.

La patología de lumbalgia se puede dividir en dos grandes grupos, si tomamos en cuenta el conocimiento de la etiología: ESPECÍFICA si conocemos la causa que la genera (lesión discal, osteoporosis, fracturas, luxaciones, contusiones, tumores, etc.), este grupo descubierto aglutina solo el 20% de los casos diagnosticados. La INESPECÍFICA, que resume el 80% del resto de las causas es multifactorial y las etiologías son desconocidas (levantamiento de cargas, esfuerzo repetitivo, alto impacto de las estructuras amortiguadoras como lo son los discos intervertebrales, etc.). Para ser prácticos por otro lado podremos dividir la lumbalgia en tres grupos; menor de 7 días aguda, entre 7 y 10 días sub-aguda y de más de 10 días de evolución crónica.

 

Por: Luis Padrón