COMPARTIR

Baños de hielos post entrenamientos

inmersion

Luego de un entrenamiento fuerte nuestro cuerpo queda sobrecargado, fundamentalmente en las piernas. Para esto, es importante incluir masajes y estiramientos para acelerar nuestra recuperación. El hielo, es un desinflamatorio natural al que debemos acudir ante cualquier dolor en músculos y articulaciones. A continuación les dejamos un artículo de www.foroatletismo.com en donde recomiendan la crioterapia para molestias producidas por la carga de entrenamiento.

La crioterapia consiste, básicamente, en la inmersión en agua más comúnmente conocida como “baños de hielo”. Se trata de un método efectivo que puede acelerar la recuperación muscular para poder afrontar la próxima sesión con un mejor rendimiento, consiguiendo una mejor adaptación corporal a las exigencias del entrenamiento o competición venidera.

Introduciendo las piernas bajo el agua fría, comprimirás los vasos sanguíneos y disminuirás la actividad metabólica, lo que reducirá la hinchazón y regenerará esas microroturas producidas en el tejido muscular. Cuando el cuerpo entra en contacto con el agua fría, se acelera el torrente sanguíneo, lo que ayuda al sistema linfático a reciclar todas las células muertas causadas por la carga del entrenamiento, es decir, ayudan a eliminar los desechos metabólicos presentes en los músculos.

Entre los principales efectos de esta técnica destacan: disminuir la inflamación, mejorar la circulación sanguínea, disminuir el dolor, disminuir la temperatura corporal, disminuir los espasmos musculares, aumentar la consistencia de los tejidos, mejorar el metabolismo y eliminar las sustancias de desecho producidas durante el ejercicio físico.

Lo mejor es que hagas inmersiones completas en la bañera, aunque se pueden usar bolsas cargadas de hielo o geles (el efecto no será exactamente el mismo). Los beneficios obtenidos en estos baños helados pueden disminuir el riesgo de lesiones y mejorar el rendimiento en posteriores sesiones mucho más allá que utilizando simples bolsas localizadas en determinadas zonas musculares.