COMPARTIR

A 8 kilómetros del placer

images 1

Investigaciones demuestran que a partir de los 8 kilómetros los corredores suelen experimentar sensaciones de euforia y felicidad.

 

Los corredores y las personas que realizamos actividades aérobicas, afirmamos que en ocasiones nos sentimos como flotando. Sientes un estado de lucidez mental, de euforia, de placer. Es el fenómeno que se conoce en inglés como runner´s high. Y sería una verdadera lástima que desperdiciaras la oportunidad de utilizar este sencillo y sano recurso para segregar endorfinas y sentirte bien.

Investigaciones por E. Clot de la Universidad de Columbia (Nueva York) realizadas con corredores habituales, evidenció que aquellos que corrían a buen ritmo segregaban más endorfinas que los que corrían de forma más tranquila.

 

Entonces, es lógico plantease la siguiente pregunta: ¿Por qué no todo el mundo hace actividad física? Obviamente, porque influyen otros factores en el momento crucial de decidir a correr un 10 de enero con 0ºC o sentarse a cenar un buen plato de sopa caliente. La pereza y la falta de hábito explican en buena medida que mucha gente se pierda los placeres de la actividad física. Esto sucede, porque tan poderoso es nuestro instinto de supervivencia, de lucha… como la pereza. Ya que podemos afirmar que estamos evolutivamente programados para ahorrar energía cuando percibimos que tenemos nuestras necesidades cubiertas.

Está demostrado que somos capaces –contra viento y marea, y por mucho asco que nos produzca al principio- de fumar, beber y llevar acabo otras actividades por el simple deseo de no sentirnos solos en este mundo y también podemos salir a correr aunque nos pida el cuerpo quedarnos sentado en el sofá viendo la tv.

 

Solemos funcionar más a corto plazo que a medio o largo plazo y por eso aunque conocemos los beneficios de la actividad física, muchas veces optamos por dejarnos arrastrar por la pereza.En el fondo, el niño que fuimos y que quería satisfacer sus deseos inmediatamente, nunca crece del todo.

Simplemente, solemos hacer algunos pactos con la realidad para poder vivir en sociedad de forma aparentemente coherente.

 

Diversas investigaciones afirman que la razón de que un corredor habitual empiece  a sentir una agradable sensación de placer cuando lleva más de 8 kilómetros de carrera radica en que a partir de ese momento se produce un predominio de las actividad de la parte derecha del cerebro (encargada de las funciones artísticas e intuitiva) sobre la izquierda (encargada de parte lógica). Además, los deportes de resistencia como el correr, nadar o el ciclismo, es más fácil segregar endorfinas que el levantar pesas; aunque estos tengan otros.

 

Tomado del artículo:Runner’s High: Las euforia del corredor. De Elite trainers team