COMPARTIR

5 miedos de las mujeres al correr

corredora

A veces, las corredoras que comienzan a correr centran toda su atención en aguantar el más tiempo posible corriendo y lo menos caminando, pero poco a poco eso debe cambiar, y necesitas encontrar un mayor rendimiento.

Sabemos que las excusas no están en el vocabulario de una corredora, pero las preocupaciones sí, sobre todo cuando comienzas en el mundo del running.

Aquí recopilamos los 5 temores que seguro todas tuvimos en algún momento de nuestros inicios corriendo, pero que conforme fuimos avanzando kilómetros, descubrimos que todos tienen solución.

Y para ti que apenas comienzas, solo necesitas ir disfrutando poco a poco cada fase de un corredor… después hasta te reirás de todo lo que pensabas en un principio.

1. Quiero participar en una carrera, pero tengo miedo de ser la última.

Primero que nada: ¡tranquila! No vas a llegar en último así vayas a paso de tortuga. Y si sí lo haces ¡qué importa! A veces la parte más divertida de una carrera es donde van los runners recreativos, que solo van a hacer deporte y divertirse. ¡Disfruta la experiencia!

2. Cuando compito, todas van más rápido que yo.

Lamentamos decirte que SIEMPRE va a haber alguien más rápido que tú, a menos de que seas Usain Bolt en versión femenina, no existe persona que sea la más veloz del universo. Relájate un poco.

3. Siento que me estanco, y no puedo correr más rápido.

La solución es que cambies un poco tus entrenamientos.

Prueba esto: sube el ritmo durante un minuto, y recupera un par de minutos. Al principio no hagas más de cuatro, luego añade un par a la semana hasta que puedas hacer ocho o diez.

4. Tengo miedo a lesionarme si aumento velocidad.

Este miedo generalmente está presente en aquellas mujeres que ya se han lesionado antes. Pero si aumentas la distancia y velocidad en un modo progresivo, será más complicado que te lesiones.

5. Me da miedo (y pena) tener que caminar.

¡Comencemos desde el principio! Correr sin parar no tiene porqué ser un objetivo, es una estrategia que a veces es necesaria implementar, a la larga podrás hacerlo, pero debes ir poco a poco. Conoce tu cuerpo y tus limitaciones.

Fuente: Runners.mx